Variables en la internacionalización de marcas y patentesA la hora de idear una estrategia de propiedad industrial, tanto para marcas, patentes o diseños, es necesario tener en cuenta los mercados en los que nuestros productos y servicios van a ser comercializados. Los planes de negocios o business plan suelen contemplar los mercados objetivos en el mediano y largo plazo y hemos de tenerlos en cuenta a la hora de diseñar una política  efectiva de protección de nuestros activos intangibles.

El objeto de este post es determinar una serie de variables y posibles acciones a considerar en esta estrategia de internacionalización de marcas y patentes. De partida podemos encontrar estos escenarios:

  • Países donde contamos con una empresa propia (filial, franquicia, centro de producción).
  • Países donde contamos con un distribuidor, una empresa licenciada.

En estos 2 supuestos, es importante que la titularidad sea siempre de la empresa madre ya que es ella quien facilita el know-how, el capital financiero y humano. Por lo que es importante no disgregar los derechos, dando cabida a situaciones en que uno pierde el control directo de sus derechos de marcas o patentes. 

  • Países donde existe un interés comercial en abrir ese mercado en el medio plazo.

Cabe mencionar que no tenemos que esperar a abrir mercado para solicitar la protección ya que algún competidor o tercero de mala fe podría intentar registrar la marca o patentar un invento idéntico o similar, lo que supone unos gastos importantes para poder recuperar la titularidad legitima de esos derechos.

  • Países donde están establecidos nuestros competidores.

El interés es evitar que nuestros competidores registren nuestros derechos, bloqueándonos así la entrada de ese mercado. Siempre existe la posibilidad de iniciar acciones judiciales para su recuperación pero toman tiempo y generan gastos financieros importantes.

  • Países donde la fabricación del producto puede resultar fácil o ventajosa.

Aquí podemos señalar el caso de China o India como claros ejemplo. La idea es estar protegido allí donde fabricamos o donde la fabricación sea barata para evitar posibles infracciones de nuestros derechos, que luego inunden posibles mercados objetivos.

Estos parámetros son de vital consideración a la hora de determinar en qué países vamos a solicitar el registro, al término de los 30 meses en el marco de la tramitación de una patente PCT. También es el caso, al vencimiento de los plazos de prioridad unionistas, 6 meses para marcas y diseños y 12 meses para patentes y modelos de utilidad.

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam