En la actualidad dada la globalización de los mercados y que la mayoría de las empresas exportan sus productos la protección de la imagen de los mismos así como de la propia compañía a nivel internacional es cada vez más importante.

Una forma muy eficaz de resolver en el conjunto de la unión europea esta situación es mediante el registro de marcas comunitarias. Las ventajas que ofrece son varias y las detallamos a continuación: