Son varias las consultas que me han realizado sobre el registro de nuevas tipografías y poca la información accesible en Internet al respecto, por lo que la confusión entre los neófitos y no tanto en la materia es amplia y generalizada.

Por este motivo he decidido trata de aclarar las opciones de que dispone alguien que haya creado un nuevo tipo de letra y quiera protegerse de copias, licenciar o vender sus derechos o simplemente demostrar que es autor de esta tipografía.

La respuesta al titulo propuesto es sencilla y clara. Las tipografías deben ser registradas como diseños industriales pues cumplen con todos los requisitos que estos contemplan y por tanto serán la modalidad registral que mejor proteja y garantice los derechos de su creador.

COMO REGISTRAR NUEVAS TIPOGRAFÍAS: DISEÑO INDUSTRIAL

Existen distintas definiciones legales del diseño industrial en base a la legislación internacional que se trate pero en esencia, salvo por pequeños matices se entiende por diseño industrial todo tipo de innovación formal referida a las características de apariencia del producto o de su ornamentación. Es decir, todo objeto que pueda servir de tipo para la fabricación de un producto y que pueda describirse por su estructura, configuración, ornamentación o representación. Este último término, por su propia naturaleza, es especialmente relevante en el caso de la protección de nuevas tipografías.

En el Arreglo de Locarno, que es el que establece una clasificación internacional para los diseños industriales aparecen las tipografías enclavadas como 18.3 por lo que esta será la clasificación a utilizar.

Aclarar al respecto que esta clasificación consiste en una lista de 32 clases y 219 subclases que incluye además notas explicativas y una lista alfabética de productos con indicación de las clases y las subclases en las que se ordenan. En la actualidad la lista contiene más de 6.700 indicaciones de productos.

Se debe conocer también que la finalidad de la clasificación de Locarno es la de facilitar la búsqueda, no la de ofrecer protección en sí.

De cara al registro se han de incluir en la solicitud todos los caracteres alfanuméricos que contenga el diseño de la nueva tipografía en su conjunto bien como una sola variante o bien partido en varias variantes para facilitar la observación de detalles al mejorar la calidad con que se apreciarán al publicarse. Como en todos los registros de diseños industriales podrán incluirse varias variantes en una única solicitud. el numero máximo de ellas dependerá de la norma establecida en el el organismo de registro de que se trate.

Como en la mayoría de los casos lo mas aconsejable es acudir a profesionales como los de Protectia quienes nos darán consejo y ejecutaran la gestión con garantías. Para ponernos en situación y ver las cosas claras veamos algunos ejemplos reales. Para ello he elegido la publicación de un par de diseños comunitarios pertenecientes a MICROSOFT CORPORATION.