Por Esteban Ramos

Con la entrada en vigor de la actual Ley de Marcas, el 31-07-2002, desaparece la modalidad registral del Rótulo de Establecimiento, salvo lo preceptuado en las disposiciones transitorias de dicha Ley, y su reglamento de ejecución, en lo que respecta a las posibles solicitudes, dentro de los plazos establecidos, de una prórroga de 7 años.

En la práctica, hoy día casi todos los registros de esta modalidad han pasado a situación de caducidad, sin perjuicio de los derechos de uso que la legislación les reconoce.

El Rótulo de Establecimiento otorgaba protección a nivel del término o términos municipales que se solicitaran, y para las actividades propias de venta de los productos de que se tratara.