Cuánto cuesta registrar un producto en España es una pregunta habitual para todo aquel fabricante o distribuidor español que quiere lanzar un nuevo producto al mercado o mejorar su línea actual de negocio.

Al respecto debe hacerse una pequeña matización pues es frecuente encontrar confusión al respecto.

Existen una serie de requisitos y registros que son exigidos por la legislación española para poder comercializar un producto y garantizar que cumple con todas las normativas y leyes específicas de cada sector. Este sería el caso por ejemplo del registro en determinados controles sanitarios, de los correctos etiquetados, el marcado CE para productos comercializados en la unión europea o la correcta inclusión de fechas de caducidad, etc.

Estos registros y requisitos son de obligado complimiento y sus costes varían según su naturaleza. Pero existen otros registros, aquellos relacionados con la propiedad industrial que no son obligatorios a la hora de comercializar unos productos en España pero si muy recomendables por la multitud de ventajas que aportan.  Estos registros tienen unos costes comunes para todos los casos. Trataremos de desglosarlos a continuación a modo orientativo en respuesta al enunciado de estas notas.