elEconomista.es [Asunto: patentes y marcas] Jueves, 28 de Julio de 2011

El registro de una marca que ha pertenecido al fabricante del producto -ahora imitado por la nueva empresa-, hasta su caducidad por falta de renovación, es nulo en atención a lo previsto en el artículo 51 de la Ley de Marcas -que prevé la nulidad absoluta del registro cuando exista mala fe en la solicitud-, según la sentencia del Tribunal Supremo, de 22 de junio de 2011.

Acceso a la Noticia Completa

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam