En el último Congreso de la ASIPI, en Punta del Este (Uruguay) tuvo lugar una interesante charla sobre trolling de marcas, por ser un fenómeno de actualidad en nuestro sector.

Voy a dedicarle unas lineas a continuación para tratar de explicar en que consiste.

Se habla primero de Trolling de Patentes cuando generalmente un particular compra patentes a un precio simbólico, a empresas en dificultad económica o en quiebra. El nuevo titular no explota los inventos objeto de las patentes, excluyendo así terceros y enfoca sus esfuerzos en licenciar las patentes o ejecuta los derechos frente a terceros supuestos infractores.

En el caso del trolling de Marcas, una persona o una sociedad se dedican a registrar marcas sin la intención de usarlas (en contra de su función esencial) y amenazan a terceros que usan dichas marcas. Generalmente son marcas muy sugestivas, al borde de la descriptividad.

El único interés de un troll es oponerse a nuevos registros o ejercer sus derechos frente a actos supuestamente de infracción, para así llegar a una solución amistosa mediante un acuerdo financiero (principalmente vía licencias o cesiones de derechos). Por lo tanto, estamos ante casos de registro con mala fe.

Leo Stoller

Foto de Kenneth Dickermann (New York Times)

El caso más famoso de trolling de marcas es el del Sr. Leo Stoller.

Stoller disponía de una serie de derechos sobre un gran inventario de “marcas famosas” a su nombre o a nombre de sus sociedades, que ofrecía en su web www.rentamark.com, y con las que amenazaba con acciones de infracción contra las personas y empresas que tratan de utilizar marcas similares.

Aunque algunos particulares o empresas accedieron a pagar licencias, las autoridades federales presentaron acciones contra el Sr. Stoller ante las Cortes Federales y fue condenado por registrar marcas de mala fe y sus sociedades fueron disueltas.

Ejemplo de marcas “famosas” que fueron propiedad del Sr. Leo Stoller:

Ejemplo de marcas “famosas” utilizadas para Trolling de Marcas

Trolling de marcas. Respuestas frente a casos de troll:

  • Es importante solicitar el registro de marcas tan pronto tengamos claro nuestra denominación y logotipo, para evitar que terceros se adelanten.
  • Hacer un uso efectivo de nuestras marcas dentro del plazo legal.
  • Presentar acciones para declarar la caducidad de las marcas controvertidas por no haber sido objeto de un uso efectivo dentro del periodo legal.
  • Vigilar nuestras marcas a través de un agente de la propiedad industrial.
Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam