En el mundo del arte en general, tanto si hablamos de música como de cine o literatura, registrar el nombre artístico es fundamental.

Al fin y al cabo, todo es cuestión de branding. Al igual que cualquier otro sector comercial, el nombre juega un papel muy importante de cara al “consumidor”, así pues un buen nombre artístico puede aportar más probabilidades para alcanzar el tan esperado éxito.

Desde un punto de vista práctico, la mejor manera para proteger un nombre artístico es registrarlo como marca.

¿Por qué registrar un nombre artístico como marca?

Podemos decir que el nombre artístico (seudónimo  utilizado por artistas y personalidades, en especial por músicos, actores, escritores y celebridades en general, con el fin de proteger la propia identidad, expresar un determinado concepto con el alias o reemplazar un nombre y/o un apellido de nacimiento poco adecuados – Wikipedia) cumple dos funciones:

  • Protege y refleja tu identidad, haciendo que el público lo asocie contigo.
  • Te diferencia de todos los demás (imaginemos el caso de un grupo musical: el nombre artístico será el elemento por el cual todo el mundo los va a reconocer instintivamente).

Así pues ese nombre artístico identifica a una(s) persona(s) asociándola con una actividad y reputación determinada.

Dicho esto, y considerando que muchos artistas deciden plasmar su nombre artísticos en productos de merchandising (camisetas, tazas, llaveros, etc.) la marca registrada es la solución para evitar que terceros se aprovechen de la denominación así como para tener un activo intangible que tiene un concreto valor contable (recuerda: la marca puede ser cuantificada, es decir vendida o licenciada).

Por tanto, el registro de tu nombre artístico como marca te va a permitir utilizarlo en exclusiva en un territorio concreto (los derechos de Propiedad Industrial son territoriales, es decir: tienes que proteger el signo distintivo que te identifica en aquellos países o grupos de países donde tengas interés comercial) y durante 10 años (renovables indefinidamente por iguales periodos de tiempo).

Registrar nombre artístico: algunas recomendaciones

Seguimos con el ejemplo del grupo musical. Imaginemos que somos un grupo de música que está empezando, y que todavía no tiene muy claro el nombre artístico que va a utilizar.

Antes de todo, la verdad es que son tantos los registros de marcas que actualmente existen y tantas las  mentes creando nuevas marcas que emocionen, evoquen y describan un producto o actividad que es muy complicado encontrar nuevos nombres originales. Por esto es muy frecuente encontrar registros anteriores iguales o muy parecidos al nombre que hemos elegido.

Consejo: ¡Valora la viabilidad del registro del nombre artístico como marca antes de invertir en el desarrollo creativo y posterior campaña de marketing!

 

Es decir: después del proceso de “naming” por el que se escoge el nombre artísticos, el siguiente paso lógico debería ser acudir a profesionales oficiales de Propiedad Industrial (¡lo que somos en Protectia!) para rastrear todas las bases de datos con el fin de comprobar que el nombre que has elegido por el grupo musical no infringe ningún derecho anterior.

El registro recomendado para proteger la identidad elegida como nombre artístico es, generalmente, en la clase 41 del Nomenclátor Internacional de marcas.

Resumimos nuestras recomendaciones para registrar en total seguridad un nombre artístico:

  • Fase de “naming”: busca una denominación original, un nombre que sea claro, sencillo y fácil de recordar. Eso sí, no intentes imitar el nombre de otros artistas porque esto podría traducirse en una infracción de derechos!
  • Confía en los profesionales de una agencia de Propiedad Industrial: ellos sabrán asesorarte y sobre todo realizarán un atento estudio de viabilidad de marca para garantizar el éxito en el registro de tu nombre artístico.
  • A la hora de decidir dónde proteger, opta por un registro de marca comunitaria: la relación “extensión de la protección/precio” es muy ventajosa, puesto que con un único registro podrás proteger tu nombre artístico en los 28 países de la UE.
  • El nombre artístico identifica tu marca personal: cuídala en los medios de comunicación e Internet, con ella podrás adquirir dominios en la red, te servirá de nickname en redes sociales y en definitiva será el signo distintivo por el que puedan reconocerte tus seguidores.

¿Necesitas registrar tu nombre artístico?

Solicita información

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam