Los tatuajes y la cultura que les rodea se ha transformado en los últimos años y ha traspasado contextos como los carcelarios, el de bandas y de rudos combatientes y marinos, a estar de moda, e incluso a aportar un toque de glamour a ricos y famosos.

Bajo este tirón describimos los puntos de unión que existen entre la actividad de tatuar y los derechos de propiedad industrial que genera.

Tatuajes y Propiedad industrial

Autor: Utagawa Kuniyoshi (1797 – 1861)

Dejaremos de lado los derechos de autor que surgen en la creación de un tatuaje, que son compartidos entre el artista que tatúa y la persona que sirve de soporte de la obra. Además, quedaran también al margen los derechos asociados a la imagen de quien luce en su cuerpo los tatuajes y percibe ingresos por hacerlo.

Centrándonos pues en derechos de Propiedad Industrial las 3 modalidades principales a las que atañe son: registros de marca, diseños industriales y patentes. Tratamos a continuación cada unos de ellos por separado.

Tatuajes y Propiedad industrial: Marcas registradas

La clasificación de Niza, aquella por la cual se diferencian todas las actividades y productos existentes para el registro de marcas, contempla:

  • En la clase 3 las tintas, pinturas y colores para tatuar.
  • En la clase 8 las maquinas para tatuar y
  • En la clase 44 los servicios de tatuaje y su diseño

Acorde con esta clasificación y por citar un ejemplo el nombre del estudio o en su defecto por el que se conoce al tatuador puede / debe ser registrado como marca por ser un valioso activo en un entorno en el que la diferenciación es clave de éxito.

Por otro lado el fenómeno mediático que rodea el tatuaje esta tan extendido que existen multitud de publicaciones impresas y digitales sobre el tema, cuyo título es también interesante registrar como marca.

En esta línea mencionar que recientemente han surgido series televisivas tipo “realities” centradas en el arte de tatuar que son seguidas en todo el mundo. Destaca la saga que comenzó bajo la marca, Miami Ink, y continua en su nueva versión madrileña. Como curiosidad sobre la denominación y logotipo con que se identifica esta ultima, Madrid Ink, mencionar que existe un registro de marca comunitaria a punto de ser concedida para esta actividad bajo la titularidad de Discovery Communications, LLC, pero curiosamente hay 2 registros anteriores españoles con esta denominación para identificar servicios de tatuaje bajo la titularidad de sendos particulares.

Tatuajes y Propiedad industrial: Patentes

wireless tattoo applicatorLas maquinas de tatuar y sus accesorios han sido monopolizados mediante patentes desde sus orígenes, especialmente en Estados Unidos. Esto se debe a que utilizar una maquina de unas determinadas característica técnicas supone una gran diferencia en la labor diaria del tatuador y también en el resultado que ofrece. Veamos un par de ejemplos para situarnos.

  • La patente US2013096599 que contempla una maquina de tatuar inalámbrica.
  • La patente US8459452 que muestra un contenedor de tinta de tatuaje desechable.

Tatuajes y Propiedad industrial: Diseños industriales registrados

Igualmente, existen multitud de diseños industriales relacionados con las maquinas e instrumental para tatuar. Veamos otro par de registros, esta vez, concedidos en la Unión Europea como ejemplos.

  • El registro Nº 1753872 de un marco de máquina para tatuar.
  • El registro Nº 2094169 de una aguja para tatuar.

Algunos tatuajes han sido también registrados como diseños industriales, aunque por su naturaleza creativa y artística este tipo de registros son algo prácticamente anecdótico, pues no es la modalidad más adecuada. Esto se debe a que el diseño industrial registrado está enfocado a la protección de diseños de reproducción en serie o industrializada y el principal valor artístico del tatuaje radica en ser único.

TATUAJES Y PROPIEDAD INDUSTRIAL: conclusiones

En conclusión puede afirmarse que:

  • Todos los elementos diferenciadores que se encuentran en el negocio del tatuaje suponen un valor importante y es altamente recomendable registrarlos para transformarlos en derechos de propiedad industrial.
  • Estos registros, dependiendo de su naturaleza, pueden realizarse como diseños industriales, patentes o marcas.
  • Los diseños industriales registrados, las patentes y las marcas son un activo empresarial cuantificable que puede suponer una gran diferencia en un entorno tan competitivo como el que rodea al tatuaje, y que esta ligado además al complejo mundo del arte y la moda.
Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam