El sector de la industria alimentaria es uno de los más versátiles, en donde la continua transformación e innovación en nuevos productos y tecnologías son necesarias para mantener el nivel de I+D y mejorar la competitividad de las empresas.

Uno de los elementos principales de marketing para una empresa de la industria alimentaria es, a parte obviamente de la propia marca y de toda la estrategia para potenciarla y protegerla, el packaging.

¿Qué se entiende con la palabra “packaging”? Pues el envase con el cual un producto es comercializado, almacenado y transportado.

Esclarecida rápidamente la definición, ha de decirse que el packaging para industria alimentaria cumple no solo un papel de funcionalidad sino también un valor añadido al producto (y, en consecuencia, intrínsecamente a la marca) a través de un buen diseño y elementos estéticos.

Efectivamente podríamos considerar el envase uno de los elementos principales de marketing para una marca, pensado para representar  un detalle decisivo en la elección de compra del consumidor hasta convertirse en un verdadero icono de la industria a la cual pertenece (pensemos simplemente al vaso de cartón reciclado de Starbucks, por citar uno de los ejemplos más “universales”).

 A causa de este poder tan fuerte de influenciar la toma de decisión de un consumidor, todo apunta a que el mercado del packaging para la industria alimentaria está en alza, en donde diseño e innovación emergen como signos distintivos que facilitan al consumidor el acceso a los productos.

Siendo tan relevante el tema, se comprenderá que una empresa del sector de alimentación que desarrolle un envase particular para sus productos deberá proteger este aspecto ornamental para evitar copias por parte de terceros.

Registro de diseño industrial para proteger el packaging

La industria alimentaria es una de las que más invierte en innovación para el packaging, así que es fundamental proteger la diversidad de formatos, diseños y materiales que se utilizan a través de un registro de diseño industrial.

¿Por qué registrar el diseño?

Básicamente, para proteger el esfuerzo de desarrollo y de creación, la modalidad de registro de diseño industrial es la más adecuada puesto que es, dentro de los derechos de Propiedad Industrial, la que contempla exclusivamente la forma, la estética de los objetos.

En la práctica, casi todos los artículos industriales pueden ser objeto de protección mediante diseño industrial en cualquier parte del mundo. Las características principales:

  • Un diseño industrial registrado otorga a su titular un derecho exclusivo a utilizarlo, y a prohibir su utilización a terceros sin su consentimiento y actúa sobre la apariencia de la totalidad o de una parte del producto.
  • Esta exclusividad se otorga por un periodo determinado, generalmente por un periodo máximo de 25 años renovables cada 5.
  • El diseño industrial es territorial, es decir es un derecho que otorga cada estado de forma independiente a través de una tramitación específica.
  • Importante tener en consideración que el único requisito que se exige es la novedad mundial.

En el packaging o envase de un producto de alimentación (o bebida) se incluye toda la información relevante del producto: composición, ingredientes, datos del fabricante y por supuesto el nombre de la marca con su eventual logotipo.

Así que se trata de una verdadera carta de presentación para una empresa, que servirá para distinguirse de la competencia en una estantería o tienda.

Por todo esto, no hay que olvidar que proteger el diseño no tiene sentido si antes no se tiene una marca registrada sobre la cual basar toda la estrategia. Al fin y al cabo, todo el objetivo y el esfuerzo aplicado en el diseño del packaging es llegar al recuerdo de la marca del producto ante el consumidor.

Cabe destacar que no solo el envase de un producto, sino el propio producto puede ser objeto de protección mediante diseño industrial (por ejemplo bombones, caramelos, piruletas, etc.)

Para finalizar, un dato curioso: precisamente hoy se celebra en Milán (Italia) la entrega de los WorldStar 2015, concurso internacional que reconoce a los mejores trabajos de packaging a nivel mundial, y que otorga cada año la World Packaging Organisation (WPA). 

Os dejo algunos ejemplos reales de diseños registrados: 

 

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam