Tal y como pasa con las marcas, en nuestro día a día nos enfrentamos a contestar muchas dudas acerca de patentar un producto. La forma de protección de invenciones es algo compleja, por lo que es lógico que al creador de una innovación le surjan dudas de cómo y mediante que vía puede proteger su invención. Por esto, hemos pensado recopilar y resolver algunas de las preguntas más frecuentes sobre cómo y porqué patentar un invento, además de cómo utilizar el derecho de patente obtenido: son dudas a las cuales quien opera en los distintos sectores de la tecnología tarde o temprano se enfrenta.

Patentar un invento: preguntas y respuestas

  • Ante todo, ¿Qué es una patente?

La patente es un título de propiedad que confiere a su titular un monopolio, limitado en el tiempo y en el territorio, para la explotación del objeto de la invención, y consiste en el derecho exclusivo a impedir a terceros que utilicen de cualquier forma su invención durante su vigencia desde la fecha de presentación de solicitud, en los que éste puede obtener rendimiento económico a través de figuras jurídicas como la licencia o la transferencia de tecnología, reportando al titular un rendimiento económico por su derecho. A cambio de la concesión del monopolio, el titular de la patente está obligado a hacer pública su invención, después de 18 a meses a partir de la fecha de solicitud, poniéndola a disposición de la colectividad para incrementar el actual estado de la técnica.

  • ¿Por qué es conveniente patentar un invento?

La consideración principal que se debería hacer es: “Si he gastado tanto tiempo y dinero para mi invención, pues entonces es justo encontrar una manera que permita proteger mis conocimientos para que otros no traigan beneficios de ellos”. La patente es sin duda una de las formas de protección de la propiedad industrial más fuerte y conveniente para la defensa de soluciones técnicas. La esencia de este derecho de PI es impedir que terceros exploten la invención sin el consentimiento del titular. Sin embargo, la patente puede tener un papel fundamental no solo para la defensa de la invención en sí: muchos empresarios patentan para aumentar el valor de la empresa, para atraer inversores, etc. en definitiva para crear nuevos activos empresariales y fuentes de ingresos de su negocio.

  • ¿Cuáles son los requisitos fundamentales de patentabilidad?

Preguntas frecuentesUna invención es patentable cuando es nueva, implica actividad inventiva y tiene aplicación industrial. Vamos a ver más en detalle:

  1. Novedad: se considera nueva cuando no forma parte del “estado de la técnica”. Por tanto, es de vital importancia que el proyecto/idea en cuestión no se haga pública de ninguna manera antes de la fecha de presentación de solicitud de la patente. Con lo cual, es aconsejable: si tienes una idea, un proyecto o novedad ornamental ya preparados, evitar  hablar del mismo en el web, ensayos entrevistas, etc. pues esto suponen divulgaciones propias de la creación.
  2. Actividad inventiva: una invención se considera que tiene actividad inventiva cuando, al compararla con lo conocido, no resulta obvia por un experto en la materia.
  3. Aplicación industrial: la invención puede ser fabricada o utilizada en cualquier industria, siendo por tanto algo tangible.
  • ¿Qué invenciones NO son patentables?

Según la ley, no se consideran “invenciones” y por tanto no pueden ser patentables las ideas en cuanto tales, las teorías científicas y métodos matemáticos, las obras artísticas o literarias que se protegen a través de los derechos de propiedad intelectual, los programas de ordenadores o software, las razas animales o variedades vegetales y en general todas aquellas invenciones cuya explotación comercial pueda ser contraria al orden público o a las buenas costumbres.

  • ¿Qué hacer si mi idea inventiva es poco original?

Cuando se tiene una invención con un contenido inventivo de menor entidad para obtener una patente, se puede optar para la protección de la misma a través de un modelo de utilidad.

  • ¿Cuál es el momento más conveniente para patentar un producto?

En general, es conveniente patentar lo antes posible, pues retasar demasiado la solicitud del expediente puede tener como consecuencia que otros patenten la misma invención/producto ya sea esto fruto de la casualidad o de investigaciones paralelas sobre el mismo objeto. Además, cuanto más tiempo se demora más difícil puede resultar mantener el secreto sobre la invención, destruyendo así uno de los requisitos fundamentales de patentabilidad: la novedad. El momento adecuado para solicitar la patente, es aquel en el que la invención ya está acabada pero NO SE HA DIVULGADO.

  • ¿Cuánto cuesta patentar en España?

Obviamente obtener una patente tiene un coste y una vez obtenido el derecho es necesario el pago de anualidades para mantener vigente el derecho. En general, podemos resumir los costes en:

  • Costes de solicitud
  • Costes de examen y concesión
  • Costes de mantenimiento

A los cuales se suman las tasas gubernamentales y los honorarios profesionales. Para todos los detalles sobre los costes, aconsejamos la lectura del siguiente artículo: “Cuánto cuesta patentar en España?”.

  • ¿Dónde es más conveniente obtener una patente?

Lo primero y fundamental es: definir cuál/cuales son los mercados de interés a corto y medio plazo esto determinará la vía más adecuada de protección,  estrategia que deberá ser diseñada con la asistencia de  un profesional en la materia (agente de la propiedad industrial). Se tiene que considerar que patentar es una inversión que tiene un coste significativo, proporcional al número de países que se pretende proteger, además no es fácil prever si la invención alcance rápidamente el éxito en el mercado y cubra todos los costes. Así pues, sobre todo en el caso de un sólo inventor o pyme, que generalmente dispone de un presupuesto  limitado, existe la posibilidad de empezar con una primera solicitud nacional (España en este caso), puesto que seguramente este mercado entra en los de interés y para adquirir el derecho de prioridad de la invención: de hecho, a partir de la fecha de solicitud, el inventor tiene dispone de 12 meses de tiempo para decidir si y donde extender la patente (prioridad internacional). En cualquier caso existen subvenciones para sufragar los gastos de las patentes internacionales que facilitan el acceso a estas vías para creadores que no posean grandes recursos económicos.

¿Estás interesado en patentar un invento?

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam