Es fundamental impedir la revelación accidental de una invención antes de presentar una solicitud de registro de patente, ya que su presentación por ejemplo en una publicación científica, una campaña de marketing o a una conferencia anularían la novedad de dicha invención.

Uno de los efectos “positivos” de la época de crisis económica que nos toca vivir, tal vez es que, al igual que asistimos a un recorte de recursos, también asistimos a un “agudizarse” del ingenio a la hora de desarrollar invenciones que se diferencien en mayor grado de la competencia.

Una vez que tengamos nuestra preciosa solución técnica, para que sea realmente valiosa, el paso que debería ser natural es protegerla a través de un adecuado registro de patente. Y efectivamente, las patentes representan la forma más avanzada de tutela de la propiedad industrial ya que constituyen el método más eficaz para proteger legalmente los propios desarrollos innovadores.

novedadPero, ¿cómo sabemos si el invento es patentable? La ley de patentes española establece 3 requisitos para que se conceda una patente, los hemos mencionado en varios artículos pero repetirlos nos va a servir para fijar aún más el concepto:

  • Novedad, es decir, “no está comprendida en el estado de la técnica”, considerando estado de la técnica cualquier información revelada al público, en cualquier parte del mundo
  • Actividad inventiva
  • Aplicabilidad industrial

El procedimiento de registro de una patente desde el momento de la solicitud hasta la concesión es largo y complejo. Es interesante mencionar que en esta tramitación existe un periodo de tiempo de “tutela de la novedad” que es el periodo (generalmente de 18 meses) durante el cual la Oficina competente mantiene secreta la solicitud hasta el momento de la publicación oficial.

No cabe duda de que la patente, permitiendo obtener un derecho exclusivo sobre un producto o proceso innovador,  es un increíble instrumento comercial para el inventor que se debe cuidar.

Novedad de patentes: Importancia

Mantener el secreto sobre la invención es “conditio sine qua non” para asegurar que el requisito de novedad se mantenga, y para evitar que un tercero se apropie indebidamente de la solución técnica, antes de que la patente se haya solicitado y el examinador competente llegue a analizar el invento.

Por tanto: es fundamental impedir la revelación accidental de una invención antes de presentar una solicitud de registro de patente, ya que su divulgación por ejemplo en una publicación científica, una campaña de marketing o a una conferencia anularían la novedad de dicha invención.

Para terminar comentar que la asistencia de una agencia de propiedad industrial, se hace fundamental a la hora de resolver dudas y comprender el valor y significado de preservar la novedad antes de solicitar.

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam