Las reivindicaciones de una patente son el apartado más importante de la memoria pues definen y delimitan la protección de la invención. Continuamos ampliando la información facilitada en la introducción de como elaborar una memoria de patente centrándonos en este aparatado clave.

Las reivindicaciones definen el objeto para el que se solicita la protección y deben:

  • Ser claras y concisas.
  • Estar fundadas en la descripción.
  • Incluir los detalles técnicos que particularizan a la invención.
  • No incluir atributos ni beneficios de la invención.

Las reivindicaciones constan de 2 partes:

  1. Un preámbulo: indicando la designación del objeto de la invención y las características técnicas que forman parte del estado de la técnica. En la mayoría de los casos, este preámbulo coincide con el título de la invención.
  2. Una parte caracterizadora: suele redactarse a través de las expresiones “… caracterizado en…” o “… caracterizada por…”, y que debe contener las características técnicas de la invención que se quiere proteger.

Las reivindicaciones pueden ser una o varias. Generalmente se habla de una o varias reivindicaciones principales y de una o varias  reivindicaciones dependientes de las principales. Las reivindicaciones dependientes matizan características adicionales o más concretas y que también se pretenden proteger.

Por su naturaleza las reivindicaciones son la parte más compleja de elaborar y la parte de una memoria  patente en la que se hace fundamental el asesoramiento de técnicos especializados en redacción de patentes como los del equipo de Protectia patentes y marcas.

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam