Propiedad Intelectual

/Propiedad Intelectual

Contrato de licencia de software

Es indudable que el sector del diseño y desarrollo de software se encuentra en una expansión continuada y sostenida desde la irrupción de los dispositivos telemáticos portables como tablets y smartphones.

Ello conlleva la creación de múltiples aplicaciones para el usuario con diferentes funcionalidades. Pero…

¿Cómo se rentabilizan las diferentes aplicaciones y se regulan las condiciones de uso?

De esto escribimos en este post y a esto se refieren los contratos de licencias de software.

Lo primero que debe tenerse en cuenta a la hora de salir al mercado es que hay que generar algún tipo de derecho de propiedad que permita a su creador:

  • Evitar la usurpación por parte de terceros.
  • Asegurar la titularidad del producto.
  • Rentabilizar su uso.

Debéis recordar que el software está excluido de la ley de patentes en vigor (1986) y tampoco está prevista por la nueva ley que entrará en vigor el 1 de abril de 2017, por lo que se protege a través de los derechos de propiedad intelectual.

La primera prevención que debe tomar el autor es constituir este tipo de derechos.

Una vez generada la titularidad del autor, se abre un abanico de posibilidades a la hora de comercializar el software que pasan por:

  • Subir aplicaciones de descargas presuntamente gratuitas pero que generan ingresos vía publicidad.
  • Obtener ingresos directos por descargas y/o utilizaciones de los programas
  • Comercializar con un misceláneo de ambas.

En cualquiera de los casos el propietario del software debe establecer una serie de condiciones de utilización de su herramienta informática. (más…)

6 influencers responden sobre el boom de las aplicaciones móviles

En los últimos tiempos hemos asistido a un boom de interés por todo lo relacionado con dispositivos móviles y aplicaciones que ya nos permiten hacer prácticamente cualquier cosa.

Muchos son los entusiastas de las aplicaciones y los que se lanzan en nuevos desarrollos. Como suele pasar cada vez que aparece una nueva innovación tecnológica que tiene un impacto directo y masivo sobre los consumidores y empresas, asistimos a un “pico” de interés pero también a factores que apuntan a la posibilidad de estar enfrentándonos a una nueva “burbuja” (un poco lo que está pasando también con los dispositivos wearables).

Las compañías son cada vez más “móviles” y, si nos ponemos desde el punto de vista de las marcas, las aplicaciones móviles representan un mundo de oportunidades y un canal de comunicación directa con el cliente, además de un medio para lograr fidelización.

Ojo: junto con un mundo de oportunidades también se pueden esconder riesgos tales como plagios y copias no autorizadas. (A este propósito, descubre cómo patentar una aplicación móvil).

Hoy vamos a proponer la opinión de 6 blogueros influyentes, emprendedores y profesionales que tuvimos el placer de entrevistar y que nos contestaron a una misma pregunta:

¿Cómo ves el mercado de las aplicaciones móviles de aquí a 5 años? ¿Estás de acuerdo con quien define a las aplicaciones como una “nueva burbuja”?

A todos ellos muchísimas gracias nuevamente por opinar y participar  en nuestro blog. (más…)

2019-04-19T06:20:03+00:00Categories: Propiedad Intelectual|Tags: , |

Delitos contra la propiedad intelectual tras la reforma del código penal

Como ya os hes informado en un post anterior, la reforma del código penal prevista por la LO 1/2015 que ha entrado en vigor el anterior 1 de julio, modifica el tratamiento de muchas figuras delictivas.

Especial importancia tiene el nuevo régimen legal que se dispensa a las conductas consideradas como delitos infractores de los DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL.

Por esta razón y en concordancia con la exposición de motivos de la ley orgánica se ha modificado el artículo 270 que queda redactado según sigue:

  1. Será castigado con la pena de prisión de seis meses a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses el que, con ánimo de obtener un beneficio económico directo o indirecto y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya, comunique públicamente o de cualquier otro modo explote económicamente, en todo o en parte, una obra o prestación literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios.
  2. La misma pena se impondrá a quien, en la prestación de servicios de la sociedad de la información, con ánimo de obtener un beneficio económico directo o indirecto, y en perjuicio de tercero, facilite de modo activo y no neutral y sin limitarse a un tratamiento meramente técnico, el acceso o la localización en internet de obras o prestaciones objeto de propiedad intelectual sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos o de sus cesionarios, en particular ofreciendo listados ordenados y clasificados de enlaces a las obras y contenidos referidos anteriormente, aunque dichos enlaces hubieran sido facilitados inicialmente por los destinatarios de sus servicios.
  3. En estos casos, el juez o tribunal ordenará la retirada de las obras o prestaciones objeto de la infracción. Cuando a través de un portal de acceso a internet o servicio de la sociedad de la información, se difundan exclusiva o preponderantemente los contenidos objeto de la propiedad intelectual a que se refieren los apartados anteriores, se ordenará la interrupción de la prestación del mismo, y el juez podrá acordar cualquier medida cautelar que tenga por objeto la protección de los derechos de propiedad intelectual. Excepcionalmente, cuando exista reiteración de las conductas y cuando resulte una medida proporcionada, eficiente y eficaz, se podrá ordenar el bloqueo del acceso correspondiente.
  4. En los supuestos a que se refiere el apartado 1, la distribución o comercialización ambulante o meramente ocasional se castigará con una pena de prisión de seis meses a dos años. No obstante, atendidas las características del culpable y la reducida cuantía del beneficio económico obtenido o que se hubiera podido obtener, siempre que no concurra ninguna de las circunstancias del artículo 271, el Juez podrá imponer la pena de multa de uno a seis meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a sesenta días.
  5. Serán castigados con las penas previstas en los apartados anteriores, en sus respectivos casos, quienes:
  6. Exporten o almacenen intencionadamente ejemplares de las obras, producciones o ejecuciones a que se refieren los dos primeros apartados de este artículo, incluyendo copias digitales de las mismas, sin la referida autorización, cuando estuvieran destinadas a ser reproducidas, distribuidas o comunicadas públicamente.
  7. Importen intencionadamente estos productos sin dicha autorización, cuando estuvieran destinados a ser reproducidos, distribuidos o comunicados públicamente, tanto si éstos tienen un origen lícito como ilícito en su país de procedencia; no obstante, la importación de los referidos productos de un Estado perteneciente a la Unión Europea no será punible cuando aquellos se hayan adquirido directamente del titular de los derechos en dicho Estado, o con su consentimiento.
  8. Favorezcan o faciliten la realización de las conductas a que se refieren los apartados 1 y 2 de este artículo eliminando o modificando, sin autorización de los titulares de los derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios, las medidas tecnológicas eficaces incorporadas por éstos con la finalidad de impedir o restringir su realización.
  9. Con ánimo de obtener un beneficio económico directo o indirecto, con la finalidad de facilitar a terceros el acceso a un ejemplar de una obra literaria, artística o científica, o a su transformación, interpretación o ejecución artística, fijada en cualquier tipo de soporte o comunicado a través de cualquier medio, y sin autorización de los titulares de los derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios, eluda o facilite la elusión de las medidas tecnológicas eficaces dispuestas para evitarlo.
  10. Será castigado también con una pena de prisión de seis meses a tres años quien fabrique, importe, ponga en circulación o posea con una finalidad comercial cualquier medio principalmente concebido, producido, adaptado o realizado para facilitar la supresión no autorizada o la neutralización de cualquier dispositivo técnico que se haya utilizado para proteger programas de ordenador o cualquiera de las otras obras, interpretaciones o ejecuciones en los términos previstos en los dos primeros apartados de este artículo.»

(más…)

Entrada en vigor de la lo 1/2015 de reforma del código penal

El día 1 de julio ha entrado en vigor la reforma del código penal en España de acuerdo al texto dispuesto por la Ley Orgánica 1/2015 de 31 de marzo de 2015 que podréis encontrar integro en el siguiente enlace: .

Este nuevo texto legislativo supone cambios profundos en cuanto a los diferentes tipos penales.

En lo que respecta a la propiedad industrial (infracción penal de derechos de patentes, moldeos de utilidad, diseños, marcas y nombres comerciales).

La exposición de motivos ya referencia que es un campo que resulta afectado:

“Se acomete una revisión técnica de la regulación del decomiso y de algunos aspectos de la parte especial del Código Penal, en concreto, de los delitos contra la propiedad, del catálogo de agravantes de la estafa, administración desleal, delitos contra la propiedad intelectual e industrial (….)

Se prevé un régimen escalonado de responsabilidad penal en función de la gravedad de la conducta, es también trasladado a los delitos contra la propiedad industrial.”

Esto hace que se modifiquen los artículos:

Ciento cincuenta y tres. Se modifica el artículo 274, que queda redactado del siguiente modo: «1. Será castigado con las penas de uno a cuatro años de prisión y multa de doce a veinticuatro meses el que, con fines industriales o comerciales, sin consentimiento del titular de un derecho de propiedad industrial registrado conforme a la legislación de marcas y con conocimiento del registro,

  1. a) fabrique, produzca o importe productos que incorporen un signo distintivo idéntico o confundible con aquel, u
  2. b) ofrezca, distribuya, o comercialice al por mayor productos que incorporen un signo distintivo idéntico o confundible con aquel, o los almacene con esa finalidad, cuando se trate de los mismos o similares productos, servicios o actividades para los que el derecho de propiedad industrial se encuentre registrado.
  3. Será castigado con las penas de seis meses a tres años de prisión el que, con fines industriales o comerciales, sin consentimiento del titular de un derecho de propiedad industrial registrado conforme a la legislación de marcas y con conocimiento del registro, ofrezca, distribuya o comercialice al por menor, o preste servicios o desarrolle actividades, que incorporen un signo distintivo idéntico o confundible con aquél, cuando se trate de los mismos o similares productos, servicios o actividades para los que el derecho de propiedad industrial se encuentre registrado. La misma pena se impondrá a quien reproduzca o imite un signo distintivo idéntico o confundible con aquél para su utilización para la comisión de las conductas sancionadas en este artículo.

(más…)