1no
21
3no

Sentencias de Patentes

El modelo de utilidad que condena a Spontex

condena a SpontexLa gran repercusión en los medios de comunicación y las muchas noticias vertidas sobre la decisión de la Sala Primera del Tribunal Supremo sobre el caso que enfrenta a la empresa española Mapa Spontex con la compañía alemana Vileda GMBH nos ha animado a comentar el caso y mostrar la memoria completa del modelo de utilidad en que se basa.

viledaLa sentencia del Supremo condena a Spontex a indemnizar a Vileda por fabricar y comercializar mochos de fregona con “cabezales universales” (macho), que permiten su acoplamiento tanto a los palos de su marca, con sistema de rosca, como a los de Vileda, que utilizan el sistema “click-clack” (hembra).

El modelo de utilidad en que se basa la sentencia fue solicitado el 20.05.1985 bajo el titulo: Dispositivo de acoplamiento de un mango a un útil de limpieza

En este enlace se puede acceder a una copia completa de la memoria: Dispositivo de acoplamiento de un mango a útil de limpieza

Por |14 de diciembre, 2012|0 comentarios

Si una patente no se utiliza, se pierde el derecho a ser indemnizado

elEconomista.es
Martes, 26 de Julio de 2011

El registro de una patente no da derecho, por sí mismo, a cobrar una indemnización por daños y perjuicios en caso de que otra empresa la explote, atentando contra las garantías que ese registro ofrece. La reclamación de esa suma sólo tendrá éxito si la empresa propietaria de la patente la explota, ya que, de lo contrario, no hay beneficio perdido por el que resarcir.

Lo recoge así una sentencia del Tribunal Supremo, con fecha de 31 de mayo de 2011, de la que es ponente el magistrado Corbal Fernández, en la que se resuelve la reclamación de una empresa española propietaria de la patente europea de un producto. A raíz de la importación de dicho producto a España por parte de otra empresa, la mercantil interpuso demanda solicitando cesación, destrucción de las cantidades importadas, e indeminización por daños y perjuicios que, según estimaba, le confería el artículo 64 de la Ley de Patentes.

Si bien las dos primeras peticiones fueron concedidas, la Audiencia Provincial negó a la empresa el pago de indeminización, criterio que confirma ahora el Supremo al estimar que el daño, en todo caso, debe ser probado, y éste no existe si no se da una efectiva explotación de la patente registrada.

Acceso a la Noticia Completa

Por |27 de julio, 2011|0 comentarios