Renovar una marca es una gestión imprescindible si se desea continuar disponiendo del derecho de uso en exclusiva que otorgan sobre una denominación, un logotipo, o ambos.

Como casi todos sabemos, las marcas registradas permiten identificar determinados productos y/o servicios a titulo exclusivo en un determinado país o territorio, pero es menos conocido que cuanto más antigua es una marca registrada más valor tiene.

Este incremento del valor de las marcas con el tiempo es válido en 2 aspectos:

  • El económico: si una marca permanece en el mercado muchos años es porque funciona bien, y por tanto, es reconocida y valorada por sus clientes o usuarios
  • El legal: legalmente sucede algo parecido, pues la antigüedad es un grado y tienen un valor que toda ley de marcas reconoce, otorgándoles un mejor derecho y por tanto una mayor ¨pegada¨ jurídica a las marcas mas antiguas.

Por este motivo controlar las marcas registradas, conservarlas y renovarlas correctamente es fundamental para toda empresa y la colaboración del equipo profesional de una agencia de propiedad industrial solvente en esta tarea se hace indispensable para estar debidamente informado.

Renovar una marca. Nociones generales

Al ser las marcas registradas un derecho territorial, es decir, que otorga cada Estado de forma independiente, cada tramitación de renovación de marca tiene sus peculiaridades. Pero como los criterios legislativos internacionales tienden a unificarse, en la práctica, la mayoría de las administraciones estatales responsables de la gestión y custodia de las marcas registradas establecen unas sencillas pautas que podemos considerar como generales. Estas son:

  • El periodo de validez de una marca registrada suele ser de 10 años renovable por iguales periodos indefinidamente.
  • Estos 10 años comienzan a contar desde el momento de la solicitud de la marca.
  • Si una marca no es renovada en los plazos marcados se dará por abandonada y tanto el activo empresarial como el derecho que constituía su registro se pierde irreparablemente.

Renovar una marca. Plazos

Los plazos son la piedra angular de la renovación de marcas y se ha de saber que ésta puede solicitarse unos meses antes de la fecha aniversario de la solicitud y que se dispone también de algunos meses posteriores para hacerla en periodo de gracia. Eso sí en este caso la gracia implica fuertes recargos en los importes de las tasas oficiales necesarias para hacer la renovación.