1no
21
3no

Registro de marca

5 cosas que no debes hacer para registrar una marca

Aunque sea un cliché que se repite a menudo, siempre es bueno tener a mente que la marca es el escaparate más valioso que puedes tener para tu negocio.

La tecnología lo ha cambiado todo y las herramientas que tiene a disposición hoy en día una Pyme a nivel de marketing y comunicación de marca son numerosas (un ejemplo: las redes sociales).

Si destacar de la competencia a través de modelos innovadores es complicado pero fundamental, pensar de lanzarse al mercado sin registrar una marca y sin la adecuada protección a nivel de Propiedad Industrial es, francamente, impensable.

Todas las empresas y Pymes con mayor valor en el mercado tienen por lo menos un aspecto en común: una estrategia fuerte de protección de marca.

Es decir: una de las claves del éxito y la llave para sobrevivir en un mundo altamente globalizado y competitivo reside sin duda alguna en la marca.

En el post de hoy vamos a ponernos desde un punto de vista distinto:  vamos a ver directamente qué no hay que hacer a la hora de registrar una marca y en consecuencia cuál es la postura adecuada que se debería adoptar para tener éxito.

  1. Lo primero y vital: no pensar que registrar tu marca sea un gasto sin más. El registro de tu signo distintivo es una preciosa inversión, puesto que la marca es un activo que en algún momento dado podrías incluso licenciar o vender. Por tanto, quédate con el concepto de: Marca=Inversión

Cómo registrar una marca online

Registrar una marca online es una de las posibilidades de que nos permite la revolución tecnológica que ha supuesto Internet en los últimos años y la adaptación de los sistemas de gestión administrativa de los distintos organismos oficiales para poder interactuar en línea. Este hecho conlleva una mayor eficiencia por el ahorro de tiempo y costes, ser más cómodo tanto para el usuario como el funcionariado, etc.

Antes de dar respuesta a como registrar una marca online debemos tener claros 3 sencillos conceptos para registrar nuestra marca correctamente.

Registrar marca online. Nociones esenciales

1. Las marcas registradas son un derecho de uso en exclusiva que otorga cada Estado.

Por tanto deberemos tener claro en qué país o países necesitamos registrar nuestra marca online. A este respecto mencionar que existe la posibilidad de realizar un registro comunitario, opción muy interesante por permitir en un único trámite e importe obtener protección en los 28 actuales países de la unión europea.

2. Las marcas se registran para distinguir un servicio o producto concreto.

Para diferenciar unos de otros se utiliza el llamado nomenclátor de marcas, que consiste en una serie de 45 epígrafes donde se encuentran enclavados todos los productos y servicios existentes. En consecuencia deberemos clasificar correctamente nuestra marca antes de proceder a su registro online.

3. Estudio de viabilidad previo al registro de la marca online.

Son tantos los registros de marcas que actualmente existen que es complicado encontrar nuevos nombres originales. Por este motivo es muy frecuente encontrar registros anteriores idénticos o muy parecidos a la marca pretendida.  Estos registros anteriores al disponer de un derecho anterior de uso exclusivo supondrán un obstáculo insalvable en la tramitación de nuestra solicitud. Para evitar encontrarnos con estas sorpresas es fundamental localizar y valorar qué registros anteriores existen allí donde nos interesa registrar nuestra marca. Para hacer un rastreo de estas marcas anteriores existen buscadores de marcas  gratuitos.

Sobre este punto destacar que un profesional con su experiencia, conocimientos de las diferentes legislaciones y medios, será quien mejor pondere nuestros posibles registros.

Una vez tenemos claros estos 3 conceptos debemos saber que es posible registrar la marca por uno mismo online en aquellos países en que se resida o pertenezcan a alguno de los acuerdos internacionales de marcas que nos puedan interesar. Para registrar una marca online tan solo es necesario:

  • Cumplimentar correctamente la solicitud,
  • Abonar las importe exacto de tasas en la moneda oficial de Estado que se se trate, y
  • Disponer del certificado digital o equivalente correspondiente.

Dado que no podemos tramitar marcas donde no residimos sin recurrir a un representante legal, la complejidad de la correcta elaboración de la propia solicitud y que la elección de la adecuada clasificación y la valoración previa a la solicitud requieren experiencia es más aconsejable recurrir a un equipo profesional para abordar el registro de una marca online, lo que dicho sea de paso no es caro.

¿Puede una razón social oponerse a una marca?

Una consulta recurrente en nuestro día a día como profesionales de la Propiedad Industrial es: ¿puede una razón social oponerse a una marca?. 

Esta consulta nos la realizan generalmente por conflictos de intereses entre razones sociales y solicitudes de marca en España.  En post anteriores ya hemos enmarcado la diferencia entre razón social, marca registrada y nombre comercial en esta ocasión ahondamos un poco más en la vía administrativa y damos respuesta a esta recurrente pregunta de una forma sencilla y clara: 

¿Puede una razón social oponerse a una marca? 

La respuesta se encuentra de forma literal en la Ley de marcas española, y por tanto, es aplicable  a todas las posibles consultas: 

Artículo 9 Otros derechos anteriores 

1. Sin la debida autorización, no podrán registrarse como marcas: 

Por |20 de febrero, 2015|1 comentario

Registrar una aplicación: el paso previo para el éxito

Registrar una aplicación digital hoy en día debería considerarse un paso previo fundamental antes de comercializarla.

Para una empresa, el salto a la tecnología – sobre todo aplicada a dispositivos móviles- parece inevitable si quiere incrementar la productividad. (No olvidemos que España mantiene el mayor índice de smartphones a nivel Europeo, según el último informe presentado por Telefónica).

De hecho, las ventajas de una app para tu negocio son multiplicares. Destacamos 3 fundamentales:

  • Conseguir llegar a un mayor número de clientes y de forma mucho más directa.
  • Alto nivel de fidelización que puede llegar a traducirse en fuerte engagement, es decir una conexión emocional del cliente con tu marca.
  • Aumentar tus ventas, gracias a la inmediatez y sencillez propias de una app móvil.

Estas y otras ventajas, tanto si eres un emprendedor que ha visto el potencial para tu empresa como si te dedicas al desarrollo de apps como profesional, deben protegerse legalmente, lo que en la practica implica registrar una aplicación, y  también una pequeña inversión, pero que puede ahorrarte más de un futuro problema.