El día 1 de julio ha entrado en vigor la reforma del código penal en España de acuerdo al texto dispuesto por la Ley Orgánica 1/2015 de 31 de marzo de 2015 que podréis encontrar integro en el siguiente enlace: .

Este nuevo texto legislativo supone cambios profundos en cuanto a los diferentes tipos penales.

En lo que respecta a la propiedad industrial (infracción penal de derechos de patentes, moldeos de utilidad, diseños, marcas y nombres comerciales).

La exposición de motivos ya referencia que es un campo que resulta afectado:

“Se acomete una revisión técnica de la regulación del decomiso y de algunos aspectos de la parte especial del Código Penal, en concreto, de los delitos contra la propiedad, del catálogo de agravantes de la estafa, administración desleal, delitos contra la propiedad intelectual e industrial (….)

Se prevé un régimen escalonado de responsabilidad penal en función de la gravedad de la conducta, es también trasladado a los delitos contra la propiedad industrial.”

Esto hace que se modifiquen los artículos:

Ciento cincuenta y tres. Se modifica el artículo 274, que queda redactado del siguiente modo: «1. Será castigado con las penas de uno a cuatro años de prisión y multa de doce a veinticuatro meses el que, con fines industriales o comerciales, sin consentimiento del titular de un derecho de propiedad industrial registrado conforme a la legislación de marcas y con conocimiento del registro,

  1. a) fabrique, produzca o importe productos que incorporen un signo distintivo idéntico o confundible con aquel, u
  2. b) ofrezca, distribuya, o comercialice al por mayor productos que incorporen un signo distintivo idéntico o confundible con aquel, o los almacene con esa finalidad, cuando se trate de los mismos o similares productos, servicios o actividades para los que el derecho de propiedad industrial se encuentre registrado.
  3. Será castigado con las penas de seis meses a tres años de prisión el que, con fines industriales o comerciales, sin consentimiento del titular de un derecho de propiedad industrial registrado conforme a la legislación de marcas y con conocimiento del registro, ofrezca, distribuya o comercialice al por menor, o preste servicios o desarrolle actividades, que incorporen un signo distintivo idéntico o confundible con aquél, cuando se trate de los mismos o similares productos, servicios o actividades para los que el derecho de propiedad industrial se encuentre registrado. La misma pena se impondrá a quien reproduzca o imite un signo distintivo idéntico o confundible con aquél para su utilización para la comisión de las conductas sancionadas en este artículo.