Inteligencia competitiva es el proceso de obtención, análisis, interpretación y difusión de información de valor estratégico sobre la industria y los competidores, que se transmite a los responsables de la toma de decisiones en el momento oportuno (Gibbons y Prescott)

 

Aunque resulte evidente que estar informado sobre el entorno en que se desarrolla un negocio es una gran ventaja, en la práctica, la mayoría de los empresarios no dedican tiempo y recursos a esta materia.

Cuando una empresa va a ampliar su actividad, desarrollar una tecnología o tiene la oportunidad de avanzar en un determinado campo le surgen muchas dudas, y es habitual que se hagan preguntas del tipo: ¿Dónde puedo buscar aliados para su producción y explotación? ¿Existe ya esto? ¿Puedo comercializarlo? ¿Merece la pena invertir en su desarrollarlo? ¿A quién le podría ofrecer una licencia de esta invención?.

La respuesta a estas preguntas puede obtenerse mediante un proceso de inteligencia competitiva que se base en el análisis e interpretación de la información obtenida por diferentes fuentes en materia de patentes, como son: