La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) ha publicado, el pasado 12 de noviembre, el informe mundial 2015 sobre Propiedad Intelectual.

“Innovación revolucionaria y crecimiento económico”: este es el titular del informe, que trata de examinar el papel que desempeñan la Propiedad Industrial e intelectual en relación al crecimiento económico y al desarrollo de las más revolucionarias innovaciones.

Robótica, impresión 3D y nanotecnología son algunas de los principales sectores que han aportado las más significativas mejoras en prácticamente todos los aspectos de la actividad humana y son las que seguramente tienen el mayor potencial para el crecimiento económico.

Crecimiento económico que, si canalizado adecuadamente, puede contribuir a la estabilidad, seguridad, avances en campo médico y sustentabilidad medioambiental.

Los canales exactos a través de los cuales la Propiedad Intelectual resulta en un crecimiento a nivel económico son complejos y sobre todo varían entre las diferentes tecnologías y las diferentes formas de Propiedad Industrial.

Así pues el Informede la OMPI no pretende hacer previsiones exactas para el futuro, sino enfatizar sobre la vital importancia que sigue teniendo para empresas e instituciones invertir en innovación.

La novedad más interesante del informe 2015 es la presentación de una serie de casos de estudio para explorar los vínculos que existen entre Propiedad Intelectual, innovación y crecimiento económico en 6 áreas concretas:

  • 3 se centran en innovaciones revolucionarias del pasado: la industria aeronáutica, de los antibióticos y de los semiconductores.
  • Los otros 3 examinan las áreas que actualmente parecen tener el mayor potencial: robótica, impresión 3D y nanotecnología.