Una de las labores más habituales de los agentes de propiedad industrial es elaborar estudios previos o de viabilidad ante cualquier propuesta de nueva solicitud de marca.

Este estudio de viabilidad debe basarse en las características específicas de cada caso y deben contemplarse todas las variables que puedan impedir el registro como la inclusión en las prohibiciones absolutas de la ley o un insuficiente grado de distintividad.

La parte más importante de este estudio consiste en una búsqueda de anterioridades, es decir, en una búsqueda de marcas idénticas o parecidas en la región de registro ya solicitadas o concedidas y en medir su grado de incidencia sobre la nueva propuesta de marca.

Los despachos profesionales en el registro de marcas cuentan con potentes y fiables bases de datos de consulta así como con la experiencia de evaluar los resultados.

Existen además algunas buenas bases de datos gratuitas que aunque no tienen una total fiabilidad si son una excelente aproximación. Para el registro de marcas en España y la Unión Europea destacan las siguientes: