1no
21
3no

Impresión 3D

Impresoras 3D y medicina: el futuro ya está aquí

El mundo de la impresión 3D se hace cada día más versátil, cubriendo prácticamente cada aspecto imaginable de la industria.

Si hoy en día la impresión 3D sirve para fabricar casas, partes de aviones, comida y hasta reproducir fósiles de miles y miles de años, en el caso de la medicina los beneficios de los avances tecnológicos de esta revolucionaria forma de impresión son aún más sorprendentes.

Una de las áreas más interesantes de la impresión 3D aplicada a la medicina es la bioimpresión, que representa uno de los principales retos a medio y largo plazo: la posibilidad de imprimir órganos humanos.

Desde luego el binomio impresoras 3D y medicina es algo que se va integrando y extendiendo siempre más.

Si en sectores como el de automoción los materiales utilizados (a través de la tecnología de sinterización selectiva por láser –SLS- y el modelado por deposición fundida -FDM) van de resinas, polipropileno a plásticos compuestos, en la medicina el reto pasa también por diferentes tipos de materiales.

Acero inoxidable, titanio y acero-cromo, son muy utilizados en medicina, por ejemplo en la fabricación de prótesis, gracias a su buena relación entre solidez y peso, además de su alta resistencia a la corrosión y a su biocompatibilidad.

EXPO 3D Madrid: revolución a tres dimensiones

Ayer, 4 de diciembre, se ha celebrado en Madrid el primer evento dedicado exclusivamente a la impresión 3D: EXPO 3D Madrid, en las instalaciones de Medialab Prado.

La exposición ha juntado tanto profesionales como simples aficionados de la tecnología, que han podido ver de cerca distintos tipos de impresoras, viéndolas en funcionamiento y asistir a conferencias.

2014-12-04 16.32.34Por la tarde he podido acercarme también al evento, y la verdad es que esta revolucionaria tecnología no para de sorprender y me hace preguntarme: ¿Hay algo que no se pueda imprimir en 3D hoy en día?

La respuesta con toda probabilidad sea no: desde comida, prótesis, joyas, fabricación de aviones, automóviles, edificios, e incluso piel, las aplicaciones de la impresiones 3D son tan varias que este sector se ha convertido en uno de los más dinámicos e interesantes de las últimas décadas.

Hablo de décadas porque, de hecho, la impresión 3D no es tan reciente como puede parecer. Su origen se remonta al registro de una patente por parte de Charles Hull (del cual hablamos ya en nuestra versión del Blog en inglés), fundador de 3D Systems y ganador del Premio Inventor Europeo 2014, bajo la categoría de “Non-European Countries”.

Patentes e impresión 3D para construcciones

El futuro del sector de la construcción parece estar marcado por el boom de las impresoras 3D. Una tecnología que cada vez se está haciendo más común y accesible presentando un crecimiento de uso en distintos sectores.

Patentes e impresión 3D para construcciones

El abanico de posibilidades que ofrece las patentes e impresión 3D para construcciones se ha ampliado considerablemente y supone un cambio radical en la percepción del concepto de producción. Recientemente hemos visto por ejemplo noticias sobre su aplicación para imprimir comida ( ¿Quién lo habría pensado hace 10 años?).

No es casual que la Agencia Espacial Europea (ESA) muestre a esta invención como la precursora de la Tercera Revolución Industrial.

Fenómenos como el haber caducado la patente clave para la impresión 3D, esta fomentando la extensión de esta tecnología, gracias al abaratamiento de los costes, tanto que según la famosa consultora Gartner se prevee un aumento en la venta de impresoras del 75% por 2014 y un 10% para 2015.

Destaca su aplicación como herramienta para la construcción tal y como muestran estos 3 casos:

1 El proyecto del estudio de arquitectos holandés Dus

En el siguiente vídeo se presenta el proyecto del estudio de arquitectos holandés Dus que está utilizando impresoras 3D para construir casas con esta tecnología.

Caduca la patente clave para impresión 3D

Como adelantábamos en el artículo sobre impresión 3D y patentes del pasado mes de enero ha caducado la patente clave de una de las tecnologías de impresión 3D más extendidas.

Se trata de la patente (Apparatus for producing parts by selective sintering) que protege la tecnología conocida como “laser sintering” (SLS), una forma de fabricación aditiva que ofrece ventajas significativas sobre otras técnicas, con un revolucionario potencial: solución low-cost y de alta resolución.

Esta tecnología de impresión tridimensional es la que tiene el más alto rendimiento comercial; hoy en día su coste es bastante elevado, sin embargo uno de los efectos esperados con el vencimiento de la patente es una drástica reducción de los costes.

Impresión 3D