Fregona, además de una localidad italiana, como muchos sabréis, es una herramienta para limpiar el suelo en húmedo que normalmente consta de un palo en cuyo extremo se encuentran unos flecos absorbentes y se asocia a un cubo provisto de un mecanismo escurridor. Esta última pieza es la clave de su éxito y su simpleza apenas deja entrever el salto que supuso y la concienzuda ingeniería que alberga.

La fregona es uno de los más conocidos inventos españoles protegido por una patente. Su inventor fue Manuel Jalón reconocido doctor ingeniero aeronáutico nacido en Logroño en 1925 y que falleció el pasado 16 de diciembre de 2011.

En el desarrollo de su invención aplico lo aprendido tras trabajar 12 años en el mantenimiento de aviones a reacción estadounidenses inspirándose en el modelo norteamericano (con cubo de metal y rodillos) empleado para limpiar el aceite de los hangares y que adapto al retorcido de algodón.
La titularidad de su invención fue objeto de duda pero una sentencia de la Audiencia Provincial de Zaragoza ratifico en 2009 que Manuel Jalón inventó la fregona, y no Emilio Bellvis Montesano quien se vio obligado a dejar de atribuir públicamente la autoría a su propia persona y a su familia.

Su invención fue protegida mediante una solicitud de patente española depositada el 27 de abril de 1964 titulada ¨Mejoras en los sistemas escurridores por compresión¨. A la que posteriormente se le añadieron dos certificados de adición.

Detalle de patente y certificados de adición de la fregona

En el siguiente enlace tenemos acceso a una copia escaneada de la memoria descriptiva original depositada en 1964. ES-0298240_A1

En esta solicitud podemos leer en su primera y única reivindicación independiente como se recoge técnicamente la esencia de la invención: