Halloween y Propiedad Industrial. ¿Qué tendrá que ver la fiesta con eso? Te estarás preguntando. Pues probablemente no sea la primera cosa que nos pasa por la cabeza cuando se acerca esta época del año, pero como toda actividad comercial sujeta a mucha creatividad, todos los aspectos de la Propiedad Industrial e intelectual están implicados.

Así que el post de hoy va a ser un curioso y divertido recorrido entre ejemplos de marcas, diseños y patentes registradas a tema… ¡Halloween! Vamos a echar un vistazo.

Lo primero: Halloween no sería lo mismo sin los disfraces, y por supuesto con los disfraces viene la creatividad y con ello los derechos de propiedad industrial: en concreto, los diseños registrados.

Dada la naturaleza “efímera” y fugaz de un disfraz que por ejemplo puede ser creado sólo para una campaña concreta, o un evento especifico, registrarlo como diseño puede ser una opción viable (por la validez de solo 5 años).

Un ejemplo concreto español: el titular “Fiesta y Carnaval S.L” ha registrado numerosísimos disfraces, entre lo cual este en puro estilo Halloween: D0516690-0050.

diseño halloween