Próximamente aparecerá un nuevo registro de nombre de dominio, bajo la terminación “XXX”, destinado a identificar en Internet a la industria del entretenimiento para adultos.

Para evitar actos de ciberocupación con este nuevo nombre de dominio se ha establecido una fase preventiva para todos aquellos propietarios de marcas registradas, que no formen parte de dicha industria, en la que podrán reservar estos dominios con fines defensivos.

Se entiende por ciberocupación al hecho de registrar un nombre de dominio, a sabiendas de que otro ostenta un mejor título con el propósito de extorsionarlo para que lo compre, o bien para desviar el tráfico web hacia un sitio competidor o de cualquier otra índole, en este caso de contenido erótico o pornográfico.