En estos tiempos marcados por dificultados económicas en casi todos los sectores una de las cuestiones que más preocupa a la hora de registrar un modelo de utilidad en España es saber cuánto cuesta este trámite.

Lo primero que hay que destacar es que son registrables como modelos de utilidad las ventajas o mejoras técnicas nuevas, que impliquen actividad inventiva y que se obtengan de la configuración, estructura o constitución de los utensilios, herramientas o dispositivos.

Una vez definido que el modelo de utilidad es la figura idónea para proteger nuestra invención debe contemplarse que preparar correctamente una solicitud es algo complejo que entraña un conocimiento específico de la materia y experiencia, especialmente en la redacción de la memoria descriptiva que se adjunta con la solicitud.

La tasa oficial de solicitud de un modelo de utilidad en España es de 73,45 €.

Si se cuenta con una agencia de propiedad industrial, lo que es muy recomendable, a este importe habrá que sumar los honorarios profesionales que pueden oscilar entre los 900 y 3.000 €, en función de de la complejidad de la materia y la tarifa de cada profesional.