En ocasiones el creador de un proyecto innovador se encuentra en la encrucijada de cómo revelar cierta información necesaria de su idea a un grupo restringido de personas.

Se trata de casos en los que es necesario realizar pruebas de funcionamiento, desarrollar prototipos o testar resultados.

Frecuentemente, también se da la circunstancia de que tales ensayos determinan la viabilidad y rematan la información necesaria para enfocar una protección del desarrollo como patente, modelo de utilidad o diseño. Modalidades estas, que precisan del requisito de novedad como rasgo imprescindible para poder ser registrados.

Conocidos estos casos, el ordenamiento jurídico dispone de mecanismos de defensa, frente a estas divulgaciones necesarias, previas a la solicitud de un derecho de propiedad industrial.

Hablamos de LA CONFIDENCIALIDAD entre partes.

Confidencialidad entre partes

FirmaLa primera recomendación de Protectia, es que la información se trasmita de forma restringida, en cuanto a la concreción, guardando en la medida de lo posible, pasajes de la misma como secreto industrial. Igualmente, trasmitir los datos necesarios al grupo de personas o entidades más reducido que la situación permita.

Adicionalmente, es esencial divulgar la información PREVIA FIRMA DE UN ACUERDO DE CONFIDENCIALIDAD entre partes.

CONFIDENCIALIDAD: La Firma de un acuerdo

Este documento debe contener al menos los siguientes extremos:

  1. Identificación de las partes.
  2. Objeto del acuerdo.
  3. Información que se revela y documentación que se entrega.
  4. Obligaciones de tratamiento de la información y reenvíos necesarios a terceros.