1no
21
3no

Canadá

Nueva Ley de Marcas en Canadá

El pasado 19 de junio, el Parlamento de Canadá adopto el Economic Action Plan 2014 Act, No. 1, que entre otras cosas, modifica profundamente el derecho marcario de ese país.

Vas a repasar a continuación los cambios más significativos.

  • Canadá adopta la Clasificación de Niza. Es uno de los pocos países que todavía no usa dicha clasificación administrativa. Por el momento, no se ordenan los productos y servicios por clase, sino que se aporta una lista detallada de la actividad comercial que queremos realizar con la marca solicitada. Una consecuencia esperable es que las tasas de solicitud incrementen y dependan del número de clases deseadas. Sin embargo, tendremos que esperar que el Gobierno regule este importante punto a la hora de planificación una estrategia de marcas.
  • Requisito de uso previo. Bajo la ley actual, el registro de una marca se hace efectivo siempre y cuando tengamos esa misma  marca previamente registrada en otro país o que el uso haya empezado en Canadá. Con la nueva ley, esta obligación desaparece y no tendremos que indicar la fecha de primer uso de nuestra marca.
Por |25 de septiembre, 2014|0 comentarios

Como registrar marcas en Canadá

Canadá es una de las mayores economías mundiales. El mercado canadiense cuenta con 35 millones de habitantes y una población con un poder adquisitivo alto. Su segundo socio comercial, después de Estados Unidos, es la Unión Europea y por ende, no debe ser descartado por los empresarios.

En este post, hablaremos de las particularidades del sistema marcario canadiense.

Canadá no es parte del Protocolo de Madrid (OMPI) que facilita la gestión y registro de marcas a nivel mundial. Por lo tanto, para hacer efectiva la protección de marcas en Canadá, es necesario solicitar directamente la protección ante la Oficina Canadiense de Marcas.

El primer trabajo de un asesor oficial de propiedad industrial es determinar la viabilidad de una marca. En Protectia – Agencia oficial de patentes y marcas realizamos esta primera valoración de forma gratuita. Este análisis previo es recomendable ya que se pueden detectar y evaluar los posibles antecedentes. La localización y evaluación de estos antecedentes es vital para evitar una inversión innecesaria. En ocasiones, cuando para las denominaciones sugeridas existen varios antecedentes hacemos una investigación más profunda que implica un pequeño coste para evaluar alternativas de registro.