La entrada al mercado chino supone adaptar nuestra marca, escrita en caracteres latinos, al consumidor local que no siempre es capaz de leer las letras de nuestro abecedario. Es más, ante la ausencia de alfabeto chino, hemos de recurrir a los caracteres chinos, que cada uno vehicula un significado particular, para buscar una marca que se adapte lo mejor a nuestros productos y servicios.

Veamos a continuación, con ejemplos prácticos, tres maneras distintas de acomodarse al consumidor chino.

Adaptación de marca al mercado chino:Traducción fonética

Adaptación marca en China: Traducción fonetica