Al ser titular de una marca registrada, si descubres que alguien ha hecho un uso fraudulento de tu marca (o de algún contenido de tu titularidad en cuanto a derechos de propiedad intelectual o industrial), tendrás que emprender las acciones que proceden para hacer  valer tus derechos.

Antes de todo: actúa manteniendo la calma y tratando no dejarte llevar por impulsividad.

La clave está en analizar el problema, junto con un abogado especializado en Propiedad Industrial e Intelectual que te asesore.

El caso que vamos a tratar en este post es el uso ilícito o fraudulento de un derecho registrada en algún gestor de correo electrónico (Gmail, Hotmail, Yahoo!, etc.) por parte de terceros.

¿Qué hacer si descubres que un usuario ha usurpado tu marca o nombre registrado para generarse una cuenta de correo electrónico?

Cómo hemos mencionado al principio, la clave está en analizar el problema primero.

En muchos casos, la realidad es que el uso ilícito de una marca en Internet se da por puro y simple desconocimiento. Es decir, hay que establecer si hay mala fe, o no.

¿Quién se está haciendo pasar por ti o tu empresa? Y ¿Qué uso están haciendo de tu marca?

Pues bien, he de decirse que los proveedores de correos ponen a disposición de los titulares de derecho anteriores formularios para denunciar estas prácticas que van en contra del buen uso de sus términos y condiciones.

Vamos a centrarnos en el más conocido y utilizado, Gmail.

Usurpación de identidad de marcas en Gmail

Es un tema complejo, pero en términos generales pueden darse varios casos de uso fraudulento de tu marca:

  • Usurpación de identidad (o “spoofing”: consiste en falsificar la dirección de respuesta del correo saliente con el fin de ocultar al verdadero remitente y realizar acciones de spam). Si detectas que alguien está utilizando tu cuenta de correo, en esta sección de ayuda Gmail podrás buscar solución.
  • “Phishing” o suplantación de identidad: forma de abuso informático que se caracteriza por intentar adquirir información confidencial de forma fraudulenta a través, por ejemplo, de correos electrónicos donde los estafadores se hacen pasar por ti o tu empresa. Cómo es lógico, se deberán denunciar estos mensajes en dónde se piden datos personales.
  • Suplantación de identidad: siempre tomando como referencia Gmail, en la sección de soporte se indica que “si sospechas que alguien ha creado una dirección de Gmail para intentar usurpar tu identidad, presenta una reclamación al Internet Crime Complaint Center centro de cooperación entre el FBI y el National White Collar Crime Center de EE. UU.”
  • Por último, llama la atención comprobar cómo si se ha registrado una dirección de Gmail con un nombre que es una marca comercial, Google no se hace cargo del problema y aconseja “que te dirijas al titular de la dirección para resolver el asunto”.

Como puedes ver todos los problemas tienen solución aunque adoptando diferentes estrategias, por eso volvemos al consejo inicial: lo ideal es estar asesorado por un agente oficial de la Propiedad Intelectual e Industrial.

En la base de su asesoramiento, necesitarás denunciar y hacer seguimiento de la incidencia así como escoger la vía más adecuada a la protección de tus intereses y, en última instancia, emprender las debidas acciones legales.

¿Has detectado un uso fraudulento de tu marca?

asesoramiento personalizado protectia

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam