Hemos decidido escribir este post tras haber detectado muchísima y decimos bien muchísima información errónea, imprecisa o directamente ficticia al hacer una búsqueda en google con los términos ¨patentar una idea de negocio¨.

Tampoco vamos a hacer una tesis doctoral pero confiamos en aportar algo de claridad al asunto.

Patentar una idea de negocio. Qué es y qué no es patentable

En este término es importante conocer que permite o que no permite la ley patentar. Al respecto de la patentabildiad en España la Ley 11/1986 establece

Artículo 4.

1. Son patentables las invenciones nuevas, que impliquen actividad inventiva y sean susceptibles de aplicación industrial, aun cuando tengan por objeto un producto que esté compuesto o que contenga materia biológica, o un procedimiento mediante el cual se produzca, transforme o utilice materia biológica.

4. No se considerarán invenciones en el sentido de los apartados anteriores, en particular:

  • c) Los planes, reglas y métodos para el ejercicio de actividades intelectuales, para juegos o para actividades económico-comerciales, así como los programas de ordenadores.
  • d) Las formas de presentar informaciones.

5. Lo dispuesto en el apartado anterior excluye la patentabilidad de las invenciones mencionadas en el mismo solamente en la medida en que el objeto para el que la patente se solicita comprenda una de ellas.

Por tanto no serán patentables en España las ideas de negocio como tales, lo que sí puede llegar a serlo es como técnicamente estas se desarrollan, siempre que cumplan los 3 requisitos expuestos en el primer aparatado del artículo 4.

Esta legislación española se hace extensible a la mayoría de países. La única legislación que contempla explícitamente la protección para los modelos de negocio es la norteamericana.

Como en la práctica poder desarrollar una patente sobre la idea de negocio planteada sucede en pocas ocasiones la alternativa se encuentra en los derechos de propiedad intelectual, pues por la mera creación de cualquier idea corresponden unos derechos. En este enlace encontrareis información general sobre los derechos de autor y como protegerlos.

La protección que establecen estos derechos es muy limitada pues están pensados para proteger creaciones más artísticas como obras literarias, pictóricas, fotografías donde la reproducción literal es importante.

Esto explica el hecho de que por ejemplo al primero que se le ocurrió repartir pizzas a domicilio tuvo una gran idea pero no pudo impedir que el resto de pizzerías lo hicieran también.

Lo que sí se puede impedir por ejemplo con una marca registrada es que lo hagan con una imagen idéntica o tan parecida que genere confusión en los consumidores, lo que debe ser tenido en consideración.

A modo de conclusión podríamos afirmar que las ideas de negocio como tales no son protegibles mediante patentes salvo en escasas ocasiones, por lo que debe contemplarse en su protección una combinación de varias medidas que le ofrezcan una razonable cobertura.

El mejor consejo que se puede dar al respecto es el exponer el caso y preguntar a un profesional para que de forma conjunta se valore y planifique la mejor estrategia.

¿Necesitas patentar una idea de negocio?

Solicita información

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam