Patentar un producto es una cuestión que se plantea todo aquel que pretende lanzar un nuevo o mejorado producto al mercado. Esto se debe a 2 motivos:

  • Serán muchas las ventajas que le aportará disponer de su monopolio
  • Por el valor diferenciador que en sus campañas de promoción, publicidad y marketing podrán desplegar con un producto patentado.

En la práctica, patentar un producto para aquellos productos por ejemplo comercializados y fabricados en y para España lo más lógico es comenzar por plantearse como patentar en España. Pero en realidad la actual globalización de los mercados nos obliga a ser competitivos y es probable que un único país sé quede corto para los objetivos empresariales de nuestra patente.

Por ello, es interesante saber que cada país concede la patente de un producto de manera independiente y que existen unas “reglas del juego” y una serie de acuerdos internacionales que se deben conocer y valorar, pues de ello dependerá el éxito de una patente. Para tratar de hacer estas ” reglas”  mas cercanas os facilito a continuación enlaces a 3 guías de consulta orientativas:

Debe tenerse en cuenta que en materia de patentes no se puede generalizar pues cada caso ha de ser analizado y tenido en consideración de forma individual e independiente. En consecuencia  lo más recomendable es pedir consejo a un despacho especializado y profesional como Protectia antes de incurrir en ningún gasto o realizar alguna acción. Lo que sí es claro es que las patentes asociadas a un producto aportan una serie de ventajas comunes en todos los casos. Las adelantaba en el vídeo de arriba, pero las vemos a continuación como resumen y conclusión de lo expuesto anteriormente.

Patentar un producto: Ventajas

  • Las patentes suponen una ventaja competitiva. Ofrecen la titularidad y un derecho exclusivo de explotación otorgado por un estado por un máximo de 20 años sobre los productos.
  • Las patentes son un importante activo intangible. Es un valor cuantificable, que puede licenciarse y venderse.
  • Las patentes son la única herramienta legal efectiva frente a la copia.
  • Las patentes facilitan la comercialización de nuestros productos pues les aportan prestigio. Refleja imagen de seriedad y da confianza y facilita las negociaciones comerciales con terceros.

¿Estás interesado en patentar un producto?

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam