Como patentar algo es una cuestión que la mayoría de inventores, investigadores e ingenieros se han planteado en algún momento tras haber tenido un momento de lucidez que les ha llevado a crear algo diferente, innovador y que soluciona problemas que les han ¨torturado¨ por algún tiempo.

A continuación, con la sana intención de arrojar algo de luz sobre la cuestión vamos a plantear una serie de pasos lógicos a seguir para poder dar respuesta al asunto.

COMO PATENTAR ALGO: PASOS

Lo más acertado para saber cómo patentar algo es ponerse en contacto con un equipo profesional que nos escuche y asesore. En este primer contacto deben facilitarte datos concretos sobre el desarrollo para que pueda valorarse si la invención cumple con los requisitos legales exigidos y en que modalidad registral podría encajar mejor la invención.

Al respecto destacar que cuanta información se facilita a una Agencia Oficial de Propiedad Industrial como Protectia permanece bajo secreto tal y como se establece en la legislación vigente. En el caso de España por ejemplo bajo el reglamento del colegio de agentes de la propiedad industrial, el real decreto 397/2006 que regula la oficina española de patentes y marcas, y en la ley de patentes 11/1986. 

Aun así, se ha de saber que es posible firmar un acuerdo de confidencialidad lo que en algunas ocasiones puede suponer una mayor tranquilidad para el interesado.

Una vez se ha facilitado esta información y en base a los intereses del titular o titulares puede suceder que el desarrollo no sea protegible mediante derechos de Propiedad Industrial, las llamadas patentes, caso en el que habrá que estudiar otras posibilidades.

Lo que se valora en esta primera impresión es si la invención propuesta cumple con los requisitos exigidos a una patente. Básicamente se ha proponer una solución técnica que sea:

  • Nueva: que no se hayan dado a conocer al público con anterioridad a su fecha de solicitud en ninguna parte del mundo.
  • Que impliquen actividad inventiva: que la invención no resulte del “estado de la técnica” de una manera evidente para un experto en la materia. El estado de la técnica comprende todo lo relacionado con el objeto de la patente que ha sido dado a conocer al público con antelación a la fecha de solicitud de la patente.
  • Que tengan aplicación industrial: que el objeto de la patente pueda ser fabricado o utilizado en cualquier clase de industria.

En base a la valoración anterior puede deducirse si la protección de la invención podrá ser planteada a través de alguna de las siguientes modalidades registrales:

  • Una patente de invención: es un acuerdo exclusivo entre un inventor y un país. El acuerdo permite al propietario excluir a terceros de: la fabricación, el uso, y la venta
  • Un Modelo de utilidad: en esencia están creados para proteger las ventajas o mejoras técnicas nuevas que se obtengan de la configuración, estructura o constitución de los utensilios, herramientas o dispositivos.

Quizá pueda tener cabida o sustituir a los anteriores un:

  • Diseño industrial: ofrecerá protección a la apariencia de la totalidad o de una parte de un producto derivada de su línea, configuración, color, forma, textura o material del producto en sí o de su ornamentación.

Para finalizar recordar que un profesional será el mejor aliado para dilucidar como patentar algo. Una vez visto que es viable solicitar la protección de la invención y la vía más adecuada se puede arrancar, con cierta cautela pues será la concesión quien haga firme el derecho, la fase de producción y comercialización para tratar de rentabilidad el esfuerzo realizado.

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam