Enric Bernat (1923-2003)  esta considerado como el inventor del famoso caramelo redondo con palo, “chupa-chups”, que salió al mercado en 1958 y que dio nombre a una floreciente empresa que apostaba por las patentes y basada su éxito en la diferenciación.

 

Enric Bernat Fontlladosa nació en Barcelona el 20 de octubre de 1923 y formaba parte de una tercera generación de confiteros españoles. Entre 1956 y 1957 tuvo la idea de hacer un caramelo que se pudiera coger con un palo. La inspiración parece ser que la encontró en 2 hechos:

  1. Que el mayor número de consumidores de caramelos es el público infantil.
  2. Que los niños están acostumbrados a sacarse el dulce de la boca con la mano.

Para asegurarse la rentabilidad de su producto, no solo patento su creación además en 1959 adquirió todas las patentes que pudieran competir con su invento.

Pero en realidad ni es un invento, ni fue patentado como tal. En marzo de 1963 Enric Ber­nat intentó registrar por primera vez un ¨Procedimiento para la envoltura uniforme de carame­los con mango¨ (patente nº 292.094), que le fue denegada por falta de novedad. 

A partir de entonces solicitó una gran variedad de patentes y modelos de utilidad relacionados con este objeto y la confitería en general. La más antigua de la serie concedida fue la patente de titulo ¨Asidero Perfeccionado Para Confitería¨Acceso a su situación jurídica. A la que siguieron otras como las siguientes:

  • Tubo-Asidero Perfeccionado Para Cuerpos De Confitería
  • Un Caramelo Relleno Con Asidero
  • Un Caramelo-Juguete
  • Envase Expositor Para Caramelos
  • Un Confite Helado
  • Asidero Perfeccionado Para Confitería, Que Contiene Una Ilustración Exterior
  • Expositor-Contenedor Perfeccionado.
  • Expositor Para Productos De Confitería.
  • Dispositivo De Suspensión De Envases
  • Un Caramelo Musical Con Palito.
  • Un Recipiente Contenedor Y Expositor De Caramelos Con Asidero

Estas solicitudes en la mayoría de ocasiones fueron objeto de oposiciones de otros fabrican­tes, como la compañía americana Tootsit Roll Industries Inc. que venía fabricando cuestiones similares desde 1934.

De hecho, están documentadas en el ar­chivo de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) patentes de caramelos con palo desde 1919, como la registra­da por el fabricante de caramelos madrileño José Segura Martínez en 1919 (patente nº 70.454) para ¨Un sistema de confección de caramelos de diversos tamaños y formas pro­vistos de una espiga o mango, que penetrando parcialmente en la masa, queda sólidamente unido a ella, pudiéndose utili­zar el extremo libre como cogedor¨.

Lo que está claro es que el marketing que rodeo a este producto fue simplemente genial. En 1961, el nombre de la golosina quedó definitivamente como Chupa Chups y dio origen a una larga serie de registros de marcas. La marca alcanzo su cota máxima  con la internacionalización de la misma para la que Salvador Dalí diseño el logotipo que daría la vuelta al mundo.

En 1988, se alcanza la cifra record de 20.000 millones de unidades vendidas en todo el mundo, cifra que avala el éxito del Chupa Chups.

 

¿Quieres información personalizada sobre patentes y marcas?

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam