Artículo redactado por Prodintec

El término patente se suele asociar directamente a la protección de los resultados de los proyectos de I+D+i.

Sin embargo, no podemos pensar que las patentes (entendidas en su sentido “más amplio” como patentes o modelos de utilidad) únicamente deben tenerse en cuenta en el ciclo final del desarrollo de nuevos productos o procesos. La estrategia de explotación de los resultados y, por lo tanto, la posible protección del producto resultante, ha de considerarse desde las primeras etapas de definición de la idea de proyecto junto con los correspondientes estudios de viabilidad técnica y económica.

Cualquier proyecto de I+D+i implica una etapa previa de definición del estado de la técnica y de determinación de las novedades del desarrollo frente a otros productos o procesos conocidos, que son precisamente los contenidos que figuran en la parte descriptiva de cualquier documento de patente. Si vamos a desarrollar o mejorar un producto o un proceso, debemos ser conscientes de los puntos novedosos que vamos a aportar con respecto a lo ya existente.

La consideración de los documentos de patente en este estudio del estado de la técnica previo a cualquier proyecto de I+D+i es fundamental para completar la información disponible de otras fuentes (artículos científicos, congresos, know-how propio, etc.) para afrontar los nuevos desarrollos y para asegurar que el producto o proceso en desarrollo no se encuentra ya protegido industrialmente por terceros.

Así, el estudio de patentes debe ser realizado en las etapas más tempranas del ciclo de I+D+i permitiendo recabar información relevante para el proceso y reducir el riesgo asociado, al evitar invertir esfuerzos en el desarrollo de aplicaciones que puedan estar protegidas mediante patentes o modelos de utilidad previos solicitados por terceros. Este estudio puede ayudarnos a diferenciar nuestro producto o proceso del de la competencia, acometiendo el proceso con menor nivel de incertidumbre.

El estudio inicial debería acompañarse de un seguimiento exhaustivo de los nuevos documentos publicados a través de las correspondientes actividades de vigilancia estratégica, que permita detectar cualquier modificación o nueva publicación relevante. Existen múltiples herramientas que nos pueden ayudar a automatizar el proceso.

PRODINTEC, centro tecnológico especializado en el diseño y la producción industriales, aplica esta metodología en el desarrollo de todos sus proyectos de I+D+i, tanto los propios como los que realizamos para nuestros clientes. 

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam