Al principio de cada nuevo año se suele mirar las cifras de los anteriores para fijar los nuevos objetivos que orientarán nuestro negocio.

Un sector que no puede pasar por alto, por las cifras que supone y el enorme tamaño de los negocios que generan son las marcas de lujo en Europa.

A pesar de la recesión económica e inestabilidad financiera que han caracterizado el último decenio, la industria del lujo no ha conocido crisis, sino todo lo contrario: el sector parece estar en óptima salud con tasas de crecimiento de hasta el 28% (Según estudio realizado por Frontier Economics, una de las consultoras Europeas más influyentes).

La Eccia (European Cultural and Creative Industries Alliance), compuesta por las 5 mayores asociaciones del sector del lujo en Europa, ha recientemente presentado al Parlamento Europeo esta y otras muchas cifras positivas: por ejemplo, el sector del lujo ha creado entre 2010 y 2013 alrededor de 200.000 puestos de trabajo y, en cuanto a exportación, solo el mercado del lujo representa el 17% de toda las exportación en Europa.

Esto significa que las marcas de lujo en Europa juegan un papel fundamental en cuanto a representación de los valores que desde siempre caracterizan el viejo continente: creatividad, innovación, artesanía y competitividad.

Como emerge del informe, dado que la investigación, el desarrollo continuo de productos y el “branding” son componentes clave de la propuesta de valor para los consumidores de productos de alta gama (además de una fuente clave de su ventaja competitiva), no es sorprendente que la Propiedad Industrial desempeñe un importante papel en su desarrollo.

El informe realizado por Frontier abarca 12 diferentes sectores de actividad, incluyendo  moda, perfumería y cosméticos, relojes y joyería, artículos de cuero, hoteles y coches, rescontrando que el valor de estos sectores está alrededor del 4% del PIB de la UE. A continuación, podemos ver las cuotas de ventas divididas por sectores:

Tabla Informe Frontier

 

En conclusión y desde nuestro punto de vista: la protección de los derechos de Propiedad Industrial sigue representando una cuestión de importancia enorme para las marcas de lujo en Europa y en el mundo en general, pues en estos derechos se refleja y garantiza su capacidad de ofrecer la mas alta calidad. De hecho, las marcas registradas, patentes y diseños apoyan la capacidad de estas industrias para diferenciar sus productos y refuerzan económicamente su interés en innovar y seguir siendo altamente competitivos.

Innovación y creatividad, (manteniendo el foco de la actividad innovadora en el diseño y calidad del producto) son fundamentales para garantizar el posicionamiento de los productos de las marcas de lujo en el mercado: por tanto, la protección de los derechos de Propiedad Industrial son “conditio sine que non” para asegurar dicha innovación y creatividad.

 

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam