El brutal atentado del pasado 7 de enero de 2015 en la oficina de la satírica revista Charlie Hebdo en París, que tuvo como resultado la muerte de 12 personas, incluyendo el editor Charb (Stéphane Charbonnier) y otros 8 empleados de Charlie Hebdo y 2 agentes de la Policía Nacional es un hecho inaceptable que ha generado un movimiento de indignación y repulsa, al que desde Protectia nos sumamos, que en la práctica se ha plasmado bajo el lema: je suis Charlie (yo soy Charlie).

Como en casi todos los acontecimientos de repercusión social, y especialmente en los de calado internacional, ya ha surgido la anécdota relacionada con la Propiedad Industrial y ha aparecido una solicitud de registro de marca que contempla la expresión je suis charlie.

Esta solicitud de marca pretende conseguir un derecho de uso en exclusiva de esta denominación en el Benelux (Bélgica, los Países Bajos y Luxemburgo) para un amplio elenco de productos y servicios que abarcan desde los servicios de telecomunicaciones y publicidad, hasta cosméticos, productos de imprenta, juegos y juguetes, ropa o zumos y frutas.

La solicitud fue presentada el ocho de enero por un titular particular, de nombre Yanick Uytterhaegen en las clases 3, 16, 25, 28, 32, 35 y 38.

Desconocemos la utilidad que podría tener para su titular este registro de marca, o si aparecerán más registros en otros territorios, lo que es claro es que de partida esta solicitud de marca esta teniendo cierta repercusión en los medios de comunicación internacionales como nota curiosa de la que hacemos eco.

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam