Hoy se celebra el día mundial de la antifalsificación: por cuarto año consecutivo la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y la Asociación Nacional para la defensa de la Marca (ANDEMA) se unen para conmemorar este día.

En esta ocación, el escenario del evento es la ciudad de Algeciras en un lugar que es punto clave y símbolo del tráfico de mercancías: la sede de la Autoridad Portuaria del Puerto bahía de Algeciras y de la Cámara de Comercio Campo de Gibraltar.

Las instituciones pretenden, a través de este evento, concienciar a todo el mundo de los graves peligros que conlleva el uso de productos falsificados.

El impacto negativo que tiene el consumo de este tipo de productos no afecta solo la vulneración de los derechos de propiedad industrial, sino todos los aspectos económicos y sociales:

  • En primer lugar, el tráfico de productos falsificados es una de las primeras actividades del crimen organizado: una economía sumergida cuyo tráfico genera miles y miles de euros que sirven a financiar acciones ilícitas.
  • Crean problemas económicos enormes a las PYMES, destruyendo trabajo e inversión en innovación y competiendo deslealmente.
  • Atentan contra la salud y seguridad de los consumidores, tratándose de mercancía que no pasa por ningún tipo de control de calidad.

La producción y venta de productos falsificados es un problema global que moviliza enormes cantidades de dinero afectando múltiples sectores: textil, sanitario, juguetería, etc.

Según datos procedentes de la Agencia Tributaria, durante 2013 se detectaron más de 2 millones de productos falsificados por un valor de mercado de 230 millones de euros. Cifras asombrosas que deberían llamar la atención y despertar mayor consciencia sobre el alcance del problema.

Un aspecto que hay que tener en consideración es también el papel que juega Internet: un mundo sin fronteras que al mismo tiempo que ofrece beneficios prodigiosos es también canal privilegiado para el uso no autorizado de marcas registradas y ventas de falsificaciones.

Al comprar online, se está bastante expuestos al riesgo de incurrir en productos falsificados pero hay que decir que existen herramientas que sirven de ayuda al consumidor para detectar esos productos fraudulentos (portales como The Counterfeit Report, donde usuarios de todo el mundo reportan estafas, y donde encontrar guías e información de todo tipo al respecto), a parte de una buena dosis de sentido común y una buena dosis de “desconfianza” (a precios demasiado bajos, a vendedores que no parecen confiables, etc.).

En definitiva, desde Protectia nos sumamos en la labor de comunicación del día mundial de la antifalsificación para sensibilizar a la opinión pública y para que los titulares de marcas y consumidores reciban una mejor protección.

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam