A pesar de una escasa popularidad “mediática”, no son pocas las mujeres que han dejado fuertemente su huella en el mundo de la ciencia y que han contribuido (y contribuyen) a lograr avances tecnológicos e innovaciones que benefician la sociedad entera.

En este espacio, una vez más, nos proponemos celebrar el genio de las mujeres a través de sus inventos e investigaciones.

Hoy tengo el placer de poner el foco de atención hacia una científica “conterránea”: la italiana Irene Bozzoni, doctora en Ciencias Biológicas  y directora del departamento de biología y biotecnología Charles Darwin de la Universidad “La Sapienza” en Roma.

La doctora Irene Bozzoni es autora de más de 120 publicaciones y de 8 patentes (algunas de ellas licenciadas), y ha sido galardonada con prestigiosos premios a lo largo de su carrera; además es miembro de varias asociaciones científicas, entre las cuales por ejemplo la European Molecular Biology Organization.

irene bozzoni

Fuente: Universitá degli Studi di roma “La Sapienza”

Coordinadora de numerosos proyectos de investigaciones nacionales e internacionales (Telethon, AIRC, MIUR, Italian Institute of Technology IIT para citar algunos), su principal foco de interés científico es el estudio de los ARN no codificantes y sus funciones en condiciones normales y patológicas.

En los últimos años, los campos de la genética y biología molecular han experimentado un desarrollo considerable, gracias también a la aportación de científicos como Irene Bozzoni.

Su principal contribución es en la investigación sobre los mecanismos de los genes que implican el ARN en la distrofia muscular de Duchenne. A este propósito, el año pasado el consejo europeo de investigación (European reserach Council – ERC) ha premiado con una financiación de 2 millones de euro su proyecto titulado “Role of Long non Coding Rna in Muscle Differentiation and Disease” – El papel del ARN no codifigado en la diferenciación muscular y en las enfermedades.

El team de la profesora Bozzoni ha desarrollado un test innovador para evaluar la progresión de la distrofia Duchenne, y la relativa patente ha sido concedida en licencia a una empresa holandesa (la Spinoff ENEA Ylicron). El test – un fenómeno único en Italia, sino también en todos los países de la UE – será de gran importancia para el estudio de los efectos de las terapias en los pacientes y los ensayos clínicos de nuevos medicamentos.

En definitiva, las investigaciones realizadas revelan una nueva función para la proteína alterada en distrofia muscular de Duchenne, y son cruciales para el desarrollo de terapias innovadoras.

Me despido subrayando la importancia del trabajo de científicas tales como la profesora Bozzani, que eleva la investigación Italiana desde luego merecen mayor relevancia y conocimiento por parte de la sociedad.

Os dejo como dato informativo el documento de publicación de la solicitud de patente Europea títulada: “miRNA biomarkers for the diagnosis of duchenne muscular dystrophy progression, for monitoring therapeutic interventions, and as therapeutics“.

 

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam