La creación de un signo distintivo fuerte y con eficacia sobre todo el mercado europeo, como es la marca comunitaria, es algo a considerar si tienes interés en comercializar en varios países.

Obviamente, para trazar una estrategia de protección de marca adecuada hay que mirar cada caso singularmente y analizar varios aspectos: sector comercial, tipo de negocio (por ejemplo, si se trata de un negocio físico o de un e-commerce), país o países de interés, etc.

Sin embargo, para ayudarte a tener ideas más claras sobre la utilidad de registrar una marca comunitaria y sobre sus características, hemos pensado hacer un pequeño recopilatorio de las preguntas más frecuentes que solemos recibir al respecto.

¡Seguro que te ayudarán a esclarecer dudas, y en caso contrario: siempre puedes ponerte en contacto con nosotros para preguntarnos y recibir asesoramiento!

Vamos a ello.

  • ¿Qué es una marca comunitaria?

El sistema de la marca comunitaria consiste en un único procedimiento de registro que confiere a su titular un derecho exclusivo en los 28 Estados miembros de la Unión Europea. La marca comunitaria tiene por tanto carácter unitario, es decir: no es posible limitar el alcance geográfico de la protección a ciertos Estados miembros.

  • ¿Quién puede solicitar una marca comunitaria?

Según la Ley de Marca Comunitaria, art. 5: Podrán ser titulares de marcas comunitarias las personas físicas o jurídicas, incluidas las entidades de derecho público.

Podrán solicitar una marca comunitaria: personas físicas o jurídicas establecidas en los estados miembros o en los países firmantes del Convenio de la Unión de París; también en cualquier país del mundo con una presencia real y efectiva, a través de relaciones comerciales, en un Estado Miembro.

Para los solicitantes de fuera de la UE: si el titular no tiene su sede o un establecimiento efectivo y serio o su domicilio en la Unión Europea, deberá nombrar a un representante para todos los procedimientos ante la Oficina excepto para el envío de la solicitud. Por supuesto contar con un representante legal como Protectia – con sede en España como la OAMI y más de 30 años de experiencia en Propiedad Industrial-  puede ser la clave para trazar la estrategia ganadora para tu marca.

¿Quieres registrar una marca comunitaria?

asesoramiento personalizado protectia

  • ¿Qué ventajas puedo obtener a través de una marca comunitaria?

Registrar una marca comunitaria presenta 3 ventajas principales:

  1. Ofrece un derecho exclusivo de uso de una marca en los 28 países de la Unión Europea a través de un único trámite o solicitud.
  2. Costes reducidos, y posibilidad de incluir para el mismo importe hasta 3 clases del Nomenclátor Internacional.
  3. Tramitación rápida: en caso de no producirse oposiciones, la marca se concede en un periodo de tiempo de 6 meses aproximadamente.
  • ¿Qué significa la obligación de usar una marca comunitaria?

La protección otorgada por el derecho comunitario de marca tiene su razón de ser si la marca cumple su función esencial, es decir identificar y diferenciar los productos y servicios ofrecidos en el mercado. De lo contrario se establecería un monopolio impropio sobre una marca registrada.

Así pues una marca comunitaria tiene que ser objeto de un uso efectivo en la Unión Europea en relación con los productos o servicios para los cuales esté registrada, en un plazo de cinco años a partir del registro.

Esta obligación tiene por finalidad facilitar el funcionamiento del sistema evitando la presentación de oposiciones y acciones de nulidad en base a registros anteriores que no han sido usados en el mercado comunitario.

  • ¿La duración de una marca comunitaria es igual al de una nacional?

Sí, la duración del registro de marca comunitaria es de 10 años desde la fecha de solicitud, pudiéndose renovar indefinidamente por iguales periodos de tiempo.

  • ¿Cómo registro una marca comunitaria?

El organismo oficial responsable del registro demarcas comunitarias es la OAMI (Oficina de Armonización del Mercado Anterior). Aunque existe la posibilidad de realizar el trámite autónomamente a través de una solicitud online, por experiencia sabemos que lo mejor (en términos de ahorro tiempo y dinero) es confiar en una agencia de Propiedad Industrial que te asesore, clasifique adecuadamente tu marca y – muy importante- vigile tu expediente.

El registro pasa por varias fases: presentación de la solicitud, examen de forma, publicación de la solicitud, periodo de oposiciones y finalmente concesión y registro.

  • ¿Se necesita pagar una tasa anual para mantener en vida la marca comunitaria?

La única tasa que se necesita pagar es al momento de la solicitud y para los 10 años restantes no se debe pagar ninguna otra tasa de mantenimiento. Al pasar los 10 años, es necesario renovar la marca pagando la tasa relativa, y así cada 10 años.

¿Necesitas registrar una marca comunitaria?

contacto protectia

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam