Como comentábamos en qué hacer si suplantan mi personalidad en Twitter esta red social tiene cada vez más relevancia por su calado como medio de comunicación y opinión lo que hace vital cuidar tanto la imagen de una empresa y la de sus productos y servicios.

Una de las infracciones más frecuentes y maliciosas en Twitter después de la citada suplantación de identidad es la de infracción de marca. Con la mera intención de orientar sobre qué hacer en caso de infracción de marca en Twitter mostramos unas adecuadas pautas de actuación.

En todos los casos es muy aconsejable contar con un despacho especializado en propiedad industrial como aliado en el planteamiento de la estrategia de defensa y acumular cuantas pruebas fehacientes sea posible de la infracción. Lo más práctico es imprimir todas las pantallas que permiten probar la usurpación y levantar un acta notarial de los contenidos infractores realizados en nuestro nombre.

Para defenderse una infracción de marca en Twitter existen principalmente 2 vías:

  1. Informar a Twitter.
  2. Requerir formalmente al infractor

Veamos cada una de estas posibilidades por separado:

Informar a Twitter

Según la propia política de marca comerciales establecida por twitter considera una violación de sus Reglas y Condiciones de servicio usar una marca registrada de una empresa o negocio sin el consentimiento de sus propietarios. Consideran una infracción de marca al uso del nombre de una compañía o negocio, logo u otros materiales protegidos por marcas registradas que pueda inducir a error o confundir a otras personas en relación con su marca o afiliación comercial.

No consideran una violación si se trata de una cuenta de parodia, comentario, imitación o cuentas de admiradores o fans. La biografía del perfil debe dejar claro que es una cuenta falsa y el nombre del usuario no puede ser exactamente el mismo del de la marca registrada.

En consecuencia sólo admiten la creación de cuentas como fuente de noticias empresariales que no utilicen logos o imágenes con marca registrada e informen de manera clara que no están asociadas a la empresa en cuestión y en caso de que haya un intento evidente de engaño y de hacer creer que esa cuenta está relacionada con la compañía será suspendida permanentemente.

Para informar a Twitter de una infracción de marca, hay que enviar una solicitud desde su espacio: Reportar un incidente relacionado con marcas registradas. En esta página tendremos que rellenar los siguientes apartados:

  • ¿Quién eres?
  • Información de marcas registradas
  • Información de la Compañía: Poseedor de la Marca Registrada
  • Reportar la cuenta. Donde tendremos que especificar si:
    • Nuestra compañía desea utilizar este nombre de usuario en Twitter
    • No queremos utilizar activamente este nombre de usuario en Twitter

Es interesante mencionar en este punto que Twitter solo transfiere los nombres de usuario inactivos en caso de infracción de marca y que consideran una cuenta inactiva tras haber pasado al menos 6 meses desde a última actualización.

Requerir formalmente al infractor

El registro de la marca confiere a su titular el derecho exclusivo a utilizarla en el tráfico económico. Para poder hacer valer este derecho es imprescindible poner “nombre y apellidos”  al responsable.

Una vez detectado físicamente al responsable de la infracción de marca en Twitter es necesario requerirle con un escrito estructurado, fundamentado y en  previsión de posibles acciones futuras. Para ello será necesaria la colaboración de un profesional con experiencia. El requerimiento debe hacerse llegar por medio fehaciente mostrando pruebas de la infracción, (el protocolo notarial antes mencionado será de gran ayuda), los derechos que nos ampara y la petición de cesar el uso de la marca en Twitter. Para el envió de este escrito puede utilizarse:

  • El burofax de Correos
  • Los medios telemáticos que otorgan fe del envío 

Este  requerimiento cumple varias funciones:

  • Determina la fecha de manera fehaciente desde la que el responsable deja de contar con la presunción de buena fe
  • Determina la fecha desde la que se establece la cuantía consecuencia de la infracción
  • Paraliza el plazo de caducidad de acciones judiciales.
  • Fija en ocasiones el contenido de la futura reclamación judicial
  • Marca el plazo para pedir unas posibles medidas cautelare
  • Marca el período para iniciar una demanda

Y se trata de un medio para resolver la vulneración del derecho de marca entre partes sin recurrir a la vía judicial.

De no resultar satisfactoria la medida del requerimiento por no alcanzarse un acuerdo o no obtener respuesta cabe acudir a los Tribunales de Justicia para reivindicar nuestro derecho a través del procedimiento civil o penal dependiendo del caso.

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam