Los costes de hacer un registro de marca en España, ya sea para proteger la imagen de una compañía o para diferenciar sus productos o servicios, son asequibles y suponen inversiones por diez años renovables por iguales periodos.

Banner registro de marcas

Ante todo, ¿Qué es una marca? Una marca es todo signo susceptible de representación gráfica que sirva para distinguir en el mercado los productos o servicios de una empresa de las demás.

Cuánto cuesta registrar una marca en España. Costes principales:

La tasa oficial mínima de registro de una marca en España es de 118 € si se hace vía telemática y 139 € si la solicitud es presencial. En Protectia empleamos la vía telemática, no solo por su menor coste que se repercute en nuestras tarifas, también por estar integrada esta vía en nuestro sistema de gestión tendente a trabajar en ausencia de papeles y ecológicamente responsable.

Nuestros clientes también agradecen el que toda su documentación se maneje por correo electrónico por su menor coste, ser más manejable y accesible la información, no ocupar espacio y ser respetuoso con el medio ambiente. No se consume papel ni se queman combustibles en su transporte.

Al importe de las tasas oficiales hay que añadir los honorarios profesionales del representante legal que asesora, realiza y vigila la gestión que en promedio pueden oscilar entre los 200 € y los 900 €. En el coste final intervienen además varios factores secundarios que vamos a ver a continuación.

Cuánto cuesta registrar una marca en España. Posibles costes secundarios:

  • En algunas ocasiones, el estudio de viabilidad de la marca supone un coste. En Protectia – Agencia de patentes y marcas realizamos esta primera valoración de forma gratuita.
  • El número de epígrafes de la clasificación internacional de Niza necesarios para dar protección a los productos o servicios que diferenciara la marca. Por ejemplo, la Clase 24 [Ropa de cama] y en la Clase 25 [Prendas de vestir].

Analizamos y ampliamos a continuación cada una de estas claves para sacar el máximo rendimiento a la inversión en el registro de nuestra marca.

Antes de iniciar un registro de marca es recomendable realizar una investigación previa en la que se detecten y evalúen que antecedentes existen.

Es muy importante recordar que empezar a comercializar con una denominación ya registrada por otro supone una infracción de derechos sancionada por la Ley y puede desembocar en una demanda judicial y en el preceptivo pago de la indemnización, aparte de su retirada del mercado.

La localización y evaluación de estos eventuales antecedentes, por tanto, es vital para evitar solicitudes que no tendrán éxito. En Protectia esta evaluación es gratuita como parte de nuestro asesoramiento previo a cualquier gestión. En ocasiones, cuando para las denominaciones sugeridas existen varios antecedentes hacemos una investigación más profunda que implica un pequeño coste para evaluar alternativas de registro.

Las marcas se protegen para una actividad o producto concreto. Para clasificar estos servicios o productos se utiliza la clasificación internacional de Niza donde están clasificados todos ellos en 45 epígrafes. Cada uno de estos epígrafes supone un coste adicional en la solicitud de una marca. En España existen las marcas multiclase, es decir, en una misma solicitud pueden incluirse varias clases del nomenclátor internacional lo que supone un trámite más sencillo.

Por último, las marcas registradas deben estar asociadas a un servicio de vigilancia que también implica un coste.

En Protectia el pago por este servicio es único, se realiza tras la concesión de la marca junto con la entrega del título y perdura durante toda la vigencia del expediente. Incluye el aviso de nuevas solicitudes de marcas idénticas o similares a la vigilada para poder oponerse, el aviso de su renovación, o cualquier otra incidencia.

Así que, para finalizar, te dejamos 3 consejos básicos a tomar en consideración la hora de registrar tu marca:

  • Acude a una agencia oficial de Propiedad Industrial: solo unos profesionales te podrán asesorar de la mejor manera y diseñar una estrategia de protección de tu signo distintivo acorde a tus necesidades.
  • Realiza un estudio de viabilidad de la marca: una vez que tengas decidida la marca y/o logotipo que quieres registrar, asegúrate de que lo puedas utilizar sin infringir ningún derecho anterior. Aquí también, la ayuda de un profesional puede ser clave.
  • No te olvides de la vigilancia de marca: este paso en realidad es el último en la estrategia de construcción de una marca fuerte. Una vez que hayas obtenido el registro, empieza la fase efectiva de vigilancia que durará por toda la vigencia del signo distintivo, y te permitirá oponerte eventualmente a potenciales solicitudes lesivas posteriores a la tuya para hacer valer tu derecho.En la práctica, los profesionales de Propiedad Industrial que te han asesorado y guiado hasta el registro, van a cuidar de tu marca analizando constantemente todas las nuevas solicitudes que se publican.

¿Necesitas registrar una marca?

Banner registro de marcas

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam