Cualquier negocio en fase de desarrollo, ya lo sabemos, conlleva más de un gasto. Lo que vamos repitiendo desde siempre y que debería considerarse fundamental es que, antes de invertir dinero en cualquier campaña de publicidad/marketing, el primer y básico paso es valorar y registrar la marca que representa dicho negocio.

Debido al gran interés hacia las economías de Latinoamérica y numerosas consultas que recibimos, hoy vamos a desglosar un tema de práctica utilidad: cuánto cuesta registrar una marca en Bolivia.

Por la crisis económica, se está asistiendo a una fuga de capital europeo, especialmente de España, hacia las regiones LATAM, regiones que están afrontando la actual incertidumbre financiera mundial incrementando mayormente sus mercados internos y regionales.

Recientemente, la Comisión Económica para América Latina y el caribe (CEPAL) ha situado precisamente a Bolivia cómo el país líder en crecimiento en Sudamérica, dato que la convierte en un atractivo foco de inversión.

El primer paso que una empresa que quiera exportar a esta región debería plantearse es evaluar si es viable la protección de su marca en Bolivia.

Aquí entra en juego el papel fundamental de una Agencia oficial de propiedad Industrial para el registro de marca en Bolivia, por varias razones entre las cuales destaca:

  • saber localizar y evaluar si existen derechos anteriores existentes puede ser vital para el éxito del registro en la región de interés.
  • Una correcta clasificación de los servicios o productos por los cuales se protege la marca (a través de la clasificación internacional de Niza), es también vital para la estrategia de creación de una marca fuerte.

¿Cuánto cuesta registrar una marca en Bolivia? Las cifras.

Antes de hablar de costes, recordamos que una marca registrada en Bolivia tiene un periodo de vigencia de 10 años, renovables por iguales periodos de tiempo. 

El coste de una solicitud de marca en Bolivia, considerando de forma englobada tasas oficiales y honorarios profesionales por la correcta gestión y vigilancia del expediente ronda los 1.200 €. Importe que varia en función de los honorarios aplicados por cada profesional, así como del numero de clases necesarias en cada caso. Obviamente, recordamos que este importe comprende las tasas oficiales y honorarios profesionales del representante legal que asesora, gestiona y vigila el expediente y cuya intervención es imprescindible para todos los que no residentes en Bolivia. 

En cualquier caso, los costes de registro de una marca en Bolivia son una buena inversión para el futuro, puesto que:

  • Como comentamos, la marca tiene vigencia de 10 años, y sobre todo,
  • Representan la seguridad de poder comercializar en total confianza sin incurrir en infracciones de derechos marcas anteriores y
  • Sabiendo que nuestro negocio está protegido frente a eventuales copias por parte de terceros.
  • Ademas una marca registrada nos ofrece la posibilidad de licenciar su uso a cambio de una compensación económica.

¿Necesitas registrar una marca en Bolivia?

Solicita información

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam