No hay más que intentar crear una marca para darse cuenta del esfuerzo intelectual y creativo que supone. Este hecho justifica con creces la contratación de un equipo profesional por parte de aquel que tenga la necesidad de disfrutar de una nueva imagen corporativa, o de por ejemplo mejorar y actualizar aquella con la que identifica un determinado producto o servicio.

Desde nuestro punto de vista profesional como Agencia Oficial de Propiedad Industrial siempre nos ha sorprendido, y lo sigue haciendo con frecuencia, que la mayoría de empresas que precisan de nuevas marcas y los propios profesionales que se dedican a ello (creativos, especialistas en marketing, etc.) arranquen su inspiración y esfuerzos sin detenerse previamente a valorar si la marca podrá ser registrada y/o usada.

Son tantos los registros de marcas que actualmente existen y tantas las  mentes creando nuevas marcas que emocionen, evoquen y describan un producto o actividad que es muy complicado encontrar nuevos nombres originales y ¨chulos¨. Por este motivo es muy frecuente encontrar registros anteriores que otorguen un derecho de uso exclusivo a un tercero.

Para ponernos en situación mencionar que según las estadísticas oficiales de la Oficina de Armonización del Mercado Interior, a día de hoy, existen más de 12.000.000 de marcas comunitarias registradas, y de ellas solamente en 2013 desde España se solicitaron 8.508.

Consejos

En este escenario, no parece descabellado pensar que valorar la viabilidad del registro de una nueva marca antes de invertir en el desarrollo creativo y posterior campaña de marketing es una buena idea. Es decir, debería de ser el siguiente paso lógico al proceso de “naming” por el que se escoge la denominación que será base de la marca.

Es aconsejable además tender a crear marcas sobre denominaciones de fantasía pues cuanto más original y creativa sea la marca en cuestión, menores problemas se encontrarán a la hora de usarla y protegerla mediante registro.

Sobre este punto se debe mencionar que, además de las características clásicas que es deseable que tenga un nombre de marca desde un punto de vista marketiniano como ser fácil de recordar, de leer, de reconocer y de pronunciar, una marca registrable debe cumplir al menos estos requisitos:

  • Deberá ser distintiva
  • No debe ser un término genérico o descriptivo del producto o servicio que identifica
  • No debe inducir a engaño al consumidor

En definitiva es recomendable hacer un estudio de viabilidad de cada posible marca en cada territorio donde se va a explotar. Este estudio consiste en valorar si cumple con las exigencias legales y detectar qué marcas anteriores registradas o solicitadas idénticas o parecidas hay, para comprobar que efectivamente no serán un obstáculo insalvable durante la tramitación. De esta forma, sabremos que su uso no supondrá una infracción de un derecho anterior, lo que a la larga traerá consecuencias legales que suelen derivar en pérdidas económicas.

En la práctica

La forma más eficaz y sencilla para resolver este problema es colaborar con una Agencia de Propiedad Industrial que evalué cada posible propuesta antes de seguir adelante con el proyecto y mostrarlo a sus clientes.

Este servicio es ofrecido de forma gratuita desde Protectia patentes y marcas. Generalmente nuestros colaboradores nos envían una lista con unas 5 propuestas de denominaciones indicándonos la actividad o producto que identificaran así como del país o región donde va destinada.

Con esta información hacemos una valoración y rastreo en bases de datos de marcas tanto solicitadas como concedidas para ver que marcas anteriores idénticas o parecidas hay y comprobar que efectivamente no serán un obstáculo en la tramitación.

Una vez localizada una denominación atractiva y viable el siguiente paso natural es mostrar la propuesta al cliente y una vez aceptada solicitar la marcas en todos los territorios objetivos para poseer así un derecho preferente.

En resumen

Los pasos lógicos en la creación de una nueva marca podrían ser los siguientes:

  1. Proceso de naming para selección de 2 o más nombres.
  2. Estudio de viabilidad de marca
  3. Diseño de imagen de marca
  4. Preparación de propuesta al Cliente
  5. Aceptación del Cliente
  6. Registro de marca en mercados objetivo

¿Buscas ayuda para el registro de marcas?

Solicita información

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam