Como registrar un nombre de empresa es algo que todo aquel que se embarca en un proyecto empresarial se plantea tarde o temprano. La cuestión es que este nombre puede ser registrado de diferentes formas en base a las necesidades. Esencialmente hay 4 tipos de registros que podemos aplicar al nombre de una empresa

Un nombre de empresa se puede registrar como: 

  • Marca registrada
  • Nombre comercial
  • Razón social
  • Nombre de dominio 

Para poder decantarse por una u otra modalidad en base a las necesidades de cada caso deben conocerse sus definiciones y diferencias, motivo por el que antes de hacer cualquier registro relacionado con el nombre de empresa es muy recomendable poner atención a la denominación con que la se la va a identificar y buscar un asesoramiento previo a hacer inversión alguna. 

Como registrar un nombre de empresa. Definiciones y diferencias 

  • En términos marketinianos una marca es la promesa de una firma de proporcionar, de forma consistente a los consumidores, un conjunto específico de características, beneficios y servicios. Así una marca registrada es todo signo susceptible de representación gráfica que sirva para distinguir en el mercado productos y/o servicios  de los demás en exclusiva. El titular de este derecho de Propiedad Industrial que otorga su uso en exclusiva puede ser una persona física o jurídica.
  • Un nombre comercial es un título que concede el derecho exclusivo a la utilización de cualquier signo o denominación como identificador de una empresa en el tráfico mercantil. Los nombres comerciales son también títulos de Propiedad Industrial y son independientes de los nombres de las sociedades inscritos en los registros mercantiles como razón social.
  • La razón social nos reconoce como persona jurídica. Es el atributo legal que figura en la escritura o documento de constitución y que permite identificar a una persona jurídica y demostrar su constitución lega, así como facturar, tributar, etc. Queda así aclarada una confusión común: el nombre con que se identifica la razón social es un término diferente al de marca. Tan solo la marca registrada ofrece el derecho de uso en exclusiva de denominaciones para identificar determinados productos o servicios.
  • Los nombres de dominio técnicamente son una dirección nemotécnica, la ¨traducción¨ a caracteres alfanuméricos de una IP. Por tanto, no son un derecho, simplemente suponen la ocupación de un nombre. En consecuencia no son excluyentes y tiene un ámbito de protección limitado. Lo que está claro es que comercialmente son un elemento indispensable en el escaparate mundial que supone internet. Por ello, es muy importante tener un nombre de dominio registrado, y mejor aún, si esta asociado a una marca registrada pues el titular de una marca registrada anterior tiene un derecho de uso exclusivo que puede hacer valer frente al solicitante de un nuevo nombre de dominio, lo que resulta fundamental en casos de ciberocupación.

En la práctica es habitual que estos 4 conceptos convivan pues son múltiples las necesidades que tiene una empresa. Así una sociedad mercantil ha de tener su razón social y es posible que tenga también registrada la denominación de la misma como nombre de dominio. Además esta sociedad mercantil puede ser titular de varias marcas registradas que emplean para identificar y diferenciar sus distintos productos o servicios. También en la práctica, todas las empresas desarrollan su actividad ofreciendo algún servicio y/o producto por lo que su identidad corporativa, aquella con las que se les identifica en el mercado, pude quedar perfectamente protegida con un registro de marca.

De todo lo anterior se deduce que el registro de marca es la clave para registrar correctamente el nombre de una empresa pues es el único registro que otorga un derecho de uso exclusivo para una determinada actividad o producto.

Por otro lado debe tenerse en cuenta que los costes de hacer el registro de una marca que identifica nuestra empresa es bajo y una garantía de empezar con buen pie nuestro proyecto. En todos los casos es un dinero bien invertido pues supondrá la primera adquisición de un importante activo intangible que se revalorizara junto a la empresa. 

Como registrar un nombre de empresa. La clave es la marca

Como hemos visto la clave para registrar un nombre de empresa en la marca. Conviene tener claros entonces algunos sencillos conceptos para tomar decisiones acertadas al respecto:

  • En el registro de marcas, quien primero solicita gana, por eso antes de iniciar un registro es recomendable realizar una investigación previa en la que se detecten y evalúen que otras marcas existen. Esto se conoce como estudio de viabilidad de marca. La localización y evaluación por parte de profesionales de estos antecedentes es vital para evitar solicitudes que no tendrán éxito.
  • Las marcas se protegen para una actividad o producto concreto. Para clasificar estas actividades o productos se utiliza la Clasificación de Niza de marcas donde están clasificados en 45 epígrafes todos los servicios y productos. Hay que poner especial cuidado en esta clasificación para enclavar correctamente las actividades de cada empresa. Se emplearán uno o varios de estos epígrafes para obtener una protección adecuada a cada caso.
  • Las marcas pueden estar constituidas por una denominación, un grafismo característico o logotipo, o una combinación de ambas cosas. Las marcas mixtas, es decir, aquellas que combinan ambos elementos son especialmente recomendables en los casos en que la imagen corporativa está bien definida y se espera perdure en el tiempo.
  • Los derechos de marca registra los otorga cada país de forma independiente, por tanto cada país supone un registro. Esto debe ser tenido en cuanta cuando la empresa va a operar en distintos países. Existen acuerdos internacionales que facilitan la internacionalización de una marca registrada en un elevado número de países. Una agencia  de Propiedad Industrial será el mejor aliado para orientar sobre la mejor vía para cada caso. En la Unión Europea existe por ejemplo un registro de marca que contempla a los 28 actuales miembros en bloque, lo que puede resultar una opción muy interesante.
  • En la mayoría de los países, incluido España, las marcas son concedidas por 10 años renovables por iguales periodos. Por tanto mientras una empresa perdure podrá perdurar su marca registrada.
  • Las marcas registradas han de estar asociadas a un servicio de vigilancia frente a nuevas solicitudes. En la mayoría de países, en ausencia de oposiciones por parte de terceros, marcas idénticas o similares a otras ya existentes se conceden. Por este motivo es también fundamental contar con profesionales que brinden dicho servicio.

 

¿Necesitas registrar un nombre de empresa?

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam