Registrar un eslogan es desde luego parte del esfuerzo de una campaña publicitaria y de construcción de una marca fuerte y competitiva.

Todos tenemos en mente algunos eslóganes que han marcado el imaginario colectivo y que son representativos de ciertas marcas tanto cuanto el mismo nombre de la misma. ¨Yo no soy tonto¨, “Porque tú lo vales”, “Just do it”, “No Martini no party”… y podríamos seguir con muchos otros lemas que ya forman parte del uso popular.

Un eslogan representa una inversión y esfuerzo creativo por parte de una empresa para alcanzar un único objetivo: atraer a los consumidores hacia sus productos (o servicios).

Así pues, si es fundamental proteger el signo distintivo de la empresa mediante un registro de marca (con la marca registrada podrás adquirir un derecho de uso exclusivo y protegerte de las copias e imitaciones que puedan dañar tu negocio), registrar un eslogan es igualmente imprescindible.

Desde el punto de vista de la Propiedad Industrial, tenemos que hacer un primer pequeño matiz: los eslóganes no designan directamente un producto o servicio, sino que lo acompañan comercialmente permitiendo al público establecer un vínculo entre el eslogan y una empresa determinada.

Registrar un eslogan como marca: 5 consejos imprescindibles

Para registrar un eslogan como marca en España, se deberá seguir el procedimiento de registro de marca habitual: se solicitará ante la oficina competente (en el caso de España, la OEPM), tal y como se ha hecho con el propio nombre de la empresa. Igualmente, se tendrá protección por un periodo de tiempo de 10 años, renovables por iguales periodos de tiempo.

Elegir el mejor método de protección, tanto para la marca como el eslogan, es un elemento crucial pues cada  registro se transforma en un valiosos activo de Propiedad industrial para la empresa.

Ha de saberse también que el uso no consentido de un eslogan registrado supone tanto la infracción de la marca como un acto de competencia desleal.

Si tienes un eslogan que quieres registrar, te propongo 5 consejos imprescindibles para orientarte sobre cómo actuar:

  • Primero a tener en cuenta: para registrar un eslogan como marca denominativa se deben cumplir los requisitos previstos por la Ley de marcas.
  • Al igual que con las marcas, es fundamental realizar un estudio de viabilidad para comprobar que no existan derechos anteriores sobre el lema que se quiere registrar.
  • Para evitar problemas, la práctica nos cuenta que tener el respaldo de un profesional (abogado especializado en marcas o bien un agente de la propiedad industrial) es vital para garantizar el éxito del registro.
  • El eslogan deberá tener su propio carácter distintivo, no deberá ser de naturaleza genérica ni describir los productos o servicios en sí. La jurisprudencia indica que el procedimiento utilizado para determinar la distintividad de un eslogan es más riguroso que el que se aplica a las marcas verbales convencionales.
  • Registrar un eslogan en multitud de clases no refuerza el grado de protección. Para una correcta clasificación del eslogan, es esencial solicitarlo para la clase o clases a las que se aplica al producto o servicio al cual se refiere. 

¿Quieres registrar un eslogan?

Solicita información

 

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam