Tras nuestro reciente análisis explicando cómo vender una marca registrada, hemos decidido contestar otra pregunta recurrente estrechamente ligada a la anterior: “¿Cómo comprar la licencia de una marca?”

Para empezar recordamos que una marca registrada representa un valioso activo, pues otorga un derecho de uso exclusivo que permite impedir que terceros comercialicen productos o servicio con el signo distintivo que contempla sin autorización previa.

Como todo activo, es posible monetizarlo. Para lograrlo, podemos recurrir a su venta, como mencionábamos anteriormente, o bien optar por su ¨alquiler¨. Esta es la opción que hoy analizamos:  la licencia de una marca, a traves de la cual, un tercero puede aprovecharse del prestigio y las ventajas de utilizar una marca reconocida y bien posicionada en el mercado.

¿En qué consiste la licencia de una marca?

Antes de saber cómo comprar la licencia de una marca, es útil repasar en qué consiste una licencia, que podría definirse como un proceso mediante el cual los propietarios de una marca (licenciantes) otorgan el permiso a un tercero (licenciatario), a través de un contrato, para reproducir, usar y aprovechar la marca registrada en cuestión a cambio de una compensación económica, generalmente en forma de regalías

Llegados a este punto es conveniente saber que la licencia de una marca registrada puede otorgarse:

  • Sobre la totalidad o sobre parte de los productos o servicios para los que está registrada;
  • Sobre la totalidad o parte del territorio que contempla. 

Además la licencia de marca puede ser:

  • Exclusiva: cuando se indica de forma explícita que se autoriza el uso de la marca únicamente a quien se le licencia quien tendrá además legitimación activa para defender el derecho de la marca.
  • No exclusiva: cuando el uso se permite o puede permitirse a varios personalidades de forma simultánea incluido el propio titular de la marca.

Las características anteriormente descritas dependen directamente de la naturaleza del propio registro de marca que se licencia. En consecuencia, a la hora de licenciar una marca, deben tenerse en cuanta 3 factores:

  1. Una marca registrada otorga un derecho de uso exclusivo durante 10 años, renovables indefinidamente por iguales periodos de tiempo. Por tanto, se ha de prestar especial atención a este punto y asegurare se que el registro se encuentra en perfecto vigor en el momento de la licencia y durante el tiempo que dure la misma. 
  2. Una marca registrada identifica productos y/o servicios concretos por lo que se tiene que revisar que los que contempla son los adecuados para el acuerdo de licencia.
  3. Las marcas se registran de forma independiente en cada país, pues su derecho de uso en exclusiva lo otorga cada Estado. En consecuencia, se debe contemplar el potencial alcance geográfico de la licencia.  

Respecto a este ultimo punto, una consideración más. Cada oficina de registro tiene sus peculiaridades y contar como aliado con un equipo profesional como el de Protectia es seguro rentable tanto por el asesoramiento como por la propia ejecución de la licencia que podrá también inscribirse en la oficina correspondiente.

Por otro lado, y  como es comprensible, es muy difícil establecer “a priori” el precio de licencia de una  marca registrada, pues el valor económico de cada marca depende de las especificidades de cada caso (la notoriedad de la marca, su antigüedad, el sector, alcance geográfico, etc.) . En la practica, como en toda transacción comercial, priman por un lado la ley de la oferta y la demanda, y por otro, la capacidad de negociación. 

¿Cómo comprar la licencia de una marca? Consejos.

Comprar la licencia de una marca ser una óptima inversión, pues puede suponer el primer paso de un interesante crecimiento del negocio. Si se adquiere la marca adecuada es posible lograr mayor competitividad y conquistar puntos de venta antes no considerados. Para lograrlo con éxito es vital seguir estos 3 consejos:

  • Tener un plan de negocios CLARO. Si lo que estás buscando es una marca que aumente tus ventas, es muy importante que la marca en cuestión concuerde con tu público objetivo y te permita comercializar en los mercados que son de real interés.
  • Comprobar que el registro de marca cuya licencia se va a comprar esta en vigor, en los territorios que nos interesan, y para identificar los productos y/o servicios correctos. 
  • Contactar con un despacho especializado en Propiedad Industrial que pueda guiarte en el proceso de licencia, y sobre todo, asesorarte para la redacción de un contrato ventajoso y en su inscripción si procede.  

 ¿Necesitas licenciar una marca?

 Solicita información

 

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam