Apúntate a nuestra Newsletter
y recibe novedades y noticias acerca de patentes y marcas.
No recibirás correos spam

El titular de un diseño industrial registrado goza del derecho a impedir la reproducción o imitación no autorizadas por parte de terceros de su diseño y puede impedir la fabricación, venta o importación no autorizadas de cualquier producto en el que esté incorporado dicho diseño. La protección de los diseños industriales es territorial, como la del resto de títulos de propiedad industrial, por lo que este derecho se limita al territorio en el que ha sido registrado el diseño.

Mostramos a continuación un resumen con toda la información de interés sobre la tramitación de diseños industriales registrados en España,  los 27 países de la unión europea en bloque (diseño o modelo industrial comunitario) y a nivel internacional mediante el acuerdo regido por la OMPI.

Es interesante destacar las diferencias existentes entre modelos y dibujos industriales. De forma general puede afirmarse que los diseños industriales engloban a todas las posibilidades de creación y dentro de estos los modelos industriales hacen alusión a la forma tridimensional del objeto, mientras que los dibujos se emplean para creaciones de 2 dimensiones.

Como en otras ocasiones la información de cada apartado es ampliable a través de los enlaces disponibles siguientes:

Tramitación de un diseño industrial registrado en España:

La duración media de tramitación de un diseño industrial en España es de 6 meses y en una misma solicitud pueden incluirse hasta 50 variantes con un máximo de 7 vistas cada una.

Tramitación de un diseño industrial comunitario registrado:

La tramitación de un diseño industrial comunitario es muy rápida. La solicitud se publica y concede en pocos días desde su solicitud. El tramite no establece un plazo de oposición para terceros sino que a partir de la fecha de publicación del registro queda abierta la posibilidad de plantear una demanda de nulidad por vía administrativa y sin límite de tiempo.

Tramitación de un diseño industrial internacional:

La tramitación de un diseño industrial internacional ofrece la posibilidad de proteger un diseño en varios países mediante la presentación de una solicitud única hecha en un único idioma, produce los mismos efectos que una solicitud nacional y simplifica la gestión y control posterior de los registros.

Registrar, vigilar y defender un diseño industrial es algo complicado que implica un conocimiento profundo de la legislación, los trámites administrativos y la técnica, requiere un trabajo constante y potentes herramientas informáticas por lo que se hace imprescindible contar con un buen profesional en la materia como aliado.

¿Le interesa hacer el registro de un diseño industrial?

Solicitar Información