Como comentamos en varias ocasiones aquí en el blog, registrar un diseño industrial es la opción más recomendable para quién se dedica al desarrollo de productos industriales, es decir que pueden ser producidos en serie o a gran escala.

El esfuerzo creativo y de desarrollo para crear un producto que sea más funcional, cómodo, ergonómico o simplemente estéticamente más agradable (esto dependerá por supuesto del tipoi de industria que se tome en consideración), puede verse esfumado y usurpado por terceros si no se aplica el justo derecho de Propiedad Industrial.

Como para los otros títulos, los diseños industriales otorgan protección territorial. Por esto, es vital proteger y actuar allá donde se tengan intereses reales de comercio, para no mal gastar dinero y centrar la estrategia de protección.

Hoy hemos decidido centrar la atención en cuanto cuesta registrar un diseño industrial en México. Solemos recibir numerosas consultas orientadas a cómo obtener un derecho exclusivo sobre un diseño industrial en esta amplia zona geográfica, así que vamos a arrojar luz sobre todo los costes, trámites y pasos que hay que seguir.

¿Cuánto cuesta registrar un diseño industrial en México?

En términos generales, una de las finalidades básicas de la protección de un diseño industrial es fomentar la actividad de diseño para la elaboración de productos.

La situación del diseño industrial ha evolucionado positivamente en las últimas décadas en LATAM, sobre todo en países como Argentina, Brasil, Chile y por supuesto México.

Para registrar un diseño industrial en México se requiere, ante todo, presentar una solicitud de registro ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), la autoridad administrativa competente.

El registro tendrá dos características fundamentales:

  • Temporalidad: un diseño industrial no dura para toda la vida, sino tiene una vigencia limitada en el tiempo. En el caso de México, los registros de diseños industriales tienen una vigencia de 15 años desde la fecha de solicitud, y está sujeto al pago de anualidades para mantenerse en vigor. Finalizado este periodo de tiempo, el diseño industrial pasa a ser de dominio público y cualquiera puede  utilizarlo. Si se quiere ampliar la protección a otros países, se presentará la solicitud en estos países reclamando el derecho de prioridad de 6 meses (valido para todos los países miembros del Convenio de París).
  • Territorialidad: como ya mencionamos, un diseño industrial registrado en México solo surtirá efectos legales dentro del territorio nacional de México.

¿Necesitas registrar un diseño industrial en México?

Solicita información

 

Los trámites para registrar un diseño industrial en México siguen, de forma general, los siguientes pasos:

registrar un diseño industrial en México

Después de la presentación de la solicitud, debidamente acompañada de toda la documentación (formulario llenado y firmado, dibujos, descripción y reivindicación) y del comprobante de pago de la tasa (alrededor de 125€), la oficina procederá a realizar en un plazo de 3 meses un examen de forma.

Este examen, verifica que toda la documentación aportada no tenga defectos de forma y que todo se encuentre debidamente integrado en el expediente de solicitud.

Una vez que se haya obtenido una resolución favorable, el siguiente paso es un examen de fondo para verificar que el diseño reúna los requisitos fundamentales para ser registrable: novedad y aplicación industrial.

Si la solicitud reúne los requisitos legales, se emite el oficio de “cita pago” y se notifica al solicitante para que proceda a:

  • efectuar el pago por la tarifa correspondiente a la expedición de título y a las cinco primeras anualidades o a la primera anualidad, según sea el caso. La tasa para la expedición del título ronda los 38€.
  • Presentar los dibujos de su invención para la publicación en Gaceta.

En definitiva, mirando a las cifras: el coste de una solicitud de diseño industrial en México, considerando los honorarios profesionales por la correcta gestión y vigilancia del expediente puede variar entre los 300 y 600 €. Este importe que varia en función de los honorarios aplicados por cada profesional, así como de los dibujos necesarios en cada caso.

Obviamente, recordamos que este importe comprende las tasas oficiales y honorarios profesionales del representante legal que asesora, gestiona y vigila el expediente y cuya intervención es imprescindible para todos los que no residen en México.

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam