Como patentar un diseño es una expresión que se utiliza comúnmente para indicar las formas en que puede protegerse una creación de forma.

El primer lugar a la hora de explicar cómo patentar un diseño debe hacerse una puntualización en cuanto a terminología, pues los diseños no se patentan, sino que se registran como diseño industrial. Dentro de la terminología es interesante destacar también las diferencias existentes entre modelos y dibujos industriales. De forma general puede afirmarse que los diseños industriales engloban a todas las posibilidades de creación y dentro de estos los modelos industriales hacen alusión a la forma tridimensional del objeto, mientras que los dibujos se emplean para creaciones de 2 dimensiones.

Los diseños industriales contemplan exclusivamente la forma, la estética de los objetos. Representan por tanto el aspecto exterior del producto que protegen, lo que le hace atractivo y deseable para los consumidores. El Código de la Propiedad Industrial define el diseño como el aspecto exterior del conjunto del producto o parte del mismo, que es, en particular, las características de las líneas, contornos, colores, forma, textura y / o materiales del producto en sí y / o de su ornamentación.

En base a la definición anterior, y en líneas generales, pueden ser registrados como diseños industriales las creaciones:

  • De forma bidimensional (como por ejemplo las líneas, decoraciones o colores de un producto).
  • De forma tridimensional (es decir, la forma del producto).
  • Una combinación de una o más de estas características.

Por tanto, casi todos los artículos industriales o artesanales pueden ser objeto de protección del diseño (hay que dejar claro que a excepción los programas informáticos).

Se debe conocer que para su registro es necesaria novedad mundial y que se trata de un derecho que otorga cada estado de forma independiente a través de una tramitación específica.

 

¿NECESITAS REGISTRAR TU DISEÑO?

Solicita información

 

Un diseño industrial registrado otorga por tanto a su titular un derecho exclusivo a utilizarlo, y a prohibir su utilización a terceros sin su consentimiento y actúa sobre la apariencia de la totalidad o de una parte del producto. Esta exclusividad se otorga por un periodo determinado, generalmente por un periodo máximo de 25 años renovables quinquenalmente.

Dado que cada país tiene sus peculiaridades de registro y que existen algunos acuerdos internacionales que pueden facilitar la tramitación internacional de un registro, como el diseño comunitario registrado y el diseño internacional a través de la OMPI, es muy recomendable contar con un equipo profesional como el de Protectia como aliado para estudiar la mejor vía de protección de cada caso.

Como muestra os dejamos este buscador con información general sobre la tramitación de diseños industriales en algunos de los países pertenecientes a LATAM.

Busca el país de tu interés y si no lo encuentras contáctanos y te la facilitamos.

Selecciona un país

Apúntate a nuestra Newsletter
Recibirás una vez al mes novedades y noticias sobre patentes, marcas y mucho más
No recibirás correos spam